Autos

General Motors suspende la producción en una de sus plantas por una “baja en las ventas”

General Motors encendió la alarma en el sindicato del sector.

La automotriz General Motors anunció que suspenderá las actividades durante cinco días en su planta de la localidad santafesina de Alvear para “adecuar el volumen de producción a las fluctuaciones del mercado” y encendió la alarma en el sindicato del sector.

“Con el objetivo de adecuar el volumen de producción a recientes fluctuaciones de mercado, la planta suspenderá actividades del viernes 27 de abril al viernes 4 de mayo, retornando a la actividad normal el lunes 7 de mayo”, informó la compañía a través de un comunicado.

Según fuentes gremiales, la empresa pagará esos días de suspensión de actividades a sus operarios aunque no concurran a la planta ubicada a 25 kilómetros al sur de Rosario.

Alerta de los trabajadores
Sin embargo, la noticia generó un alerta en la seccional Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata).
“Tememos que atrás de esto se quiera reducir personal”, dijo el secretario general local de Smata, Marcelo Barros en declaraciones a la prensa.

La preocupación gremial se centra en que la automotriz reduzca la producción a un solo turno de trabajo. Desde el Smata señalaron que “cayeron 5.000 unidades de venta a Brasil”. Ese es el principal destino del Chevrolet Cruze que se produce en la planta santafesina de GM.

Sin embargo, en su escueto comunicado la compañía no brindó precisiones sobre su situación aunque asegura que la suspensión de actividades tiene por objetivo “adecuar el volumen de producción a recientes fluctuaciones de mercado”.

La planta santafesina de GM emplea a unos 2.000 trabajadores y en 2017 superó las 50.000 unidades producidas.

El gremio anunció que el martes próximo se celebrará una reunión en la sede del ministerio de Trabajo provincial para tratar el tema. “Daremos pelea” por los puestos de trabajo, advirtió Barros.

A mediados de octubre de 2017, la firma anunció en Alvear una inversión de 500 millones de dólares como parte del proyecto para la fabricación de un nuevo modelo de automóvil. El presidente de la compañía en Argentina, Carlos Zarlenga, había anticipado que el plan permitiría generar nuevos empleos en 2020, cuando se pusiera en marcha. El 80 por ciento de ese nuevo producto pensaba exportarse a Brasil.

 

Fuente: El Tribuno