Policiales

Giannoni resolverá “lo antes posible” el caso penal del “personal trainer”

La fiscala tratará con celeridad el expediente dado que “la Corte puede agravar la sanción”

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán de quitar tres cargos y trasladar al secretario y personal trainer Rodolfo Enrique Neufeld colocó a la Fiscalía de Instrucción en lo Penal N°8 de esta capital en una posición dirimente. Ocurre que los vocales Daniel Posse (presidente), René GoaneAntonio Gandur y Antonio Estofán dijeron que el castigo podía ser mayor en función del resultado del proceso penal que dirige Adriana Giannoni, titular de la oficina mencionada -en disidencia, la vocal Claudia Sbdar expresó que correspondía expulsar al funcionario-. “Resolveré el caso lo antes posible en atención a que la Corte Suprema dejó abierta la posibilidad de agravar la sanción”, dijo la fiscala.

Giannoni explicó que sólo le faltaba completar el informe pericial que concluye que pertenecería a un tercero la caligrafía atribuida al oficial notificador Neufeld en una serie de cédulas. “Hay una ampliación en marcha respecto de ese imputado, pero también estamos investigando la posible participación en los hechos de otros miembros de la Oficina de Oficiales Notificadores de los Tribunales de la capital”, comentó en una conversación telefónica.

Giannoni manifestó que pretendía tomar una decisión en forma inminente respecto de si requería o no el juicio oral de la investigación que había abierto de oficio en julio, luego de que este diario informara que la Sala VI de la Cámara del Trabajo había denegado la indemnización que Neufeld pretendía cobrar al Gimnasio Altos de Urquiza. Las camaristas María Poliche de Sobre Casas y Beatriz Bisdorff habían resuelto comunicar a la Corte las “graves incompatibilidades horarias y funcionales” detectadas en el período 2005-2015. Las juezas indicaron que Neufeld había dicho que enseñaba gimnasia en días y horarios en los que debía estar trabajando en los Tribunales. Este fallo está firme.

En paralelo al caso penal, la Corte abrió un sumario administrativo donde consta que otro perito determinó que la firma de Neufeld, que actuaba como fedatario, habría sido falsificada en un conjunto de cédulas que llevaban su sello. Después de meses de deliberación y de rechazar las defensas opuestas por el jefe de los oficiales notificadores de la capital, la Corte lo sancionó con una retrogradación. Los vocales que formaron la mayoría dijeron que este castigo había sido usado por última vez en 2001. Y manifestaron: “la Corte no debe ser permisiva ante la gravedad de las faltas administrativas cometidas”. Si la decisión no es revertida, Neufeld pasará a ser prosecretario “B” y percibirá un haber básico mensual de $ 53.174. Es decir, perdería alrededor de $ 5.500 mensuales respecto de su ingreso actual. La sanción incluye el traslado al Archivo del Poder Judicial.

Fuente: La Gaceta