Policiales

Entregó a una joven para que la viole su banda de amigos adictos

El entregador y uno de los violadores están detenidos. Podría haber venganza pública.La víctima reconoció a dos personas pero en el auto había al menos cinco jóvenes, se supo.

Dos personas fueron detenidas en las últimas horas luego de que una violación e intento de homicidio se viralizara por las redes sociales. Según las primeras versiones, una joven habría sido secuestrada, abusada y luego ahorcada hasta la inconciencia, para ser finalmente abandonada en un descampado de la zona sur de la provincia de Salta.

Al transcurrir las horas el caso fue decantando y a pesar de la falta de información oficial sobre el gravísimo tema se supo de boca de familiares directos de la víctima que la joven no fue secuestrada, sino entregada por un “amigo” a la salida de una fiesta a su banda de adictos para que estos la violen e intenten asesinar posteriormente.

Al respecto, un joven directamente allegado a la víctima dijo ayer  que la verdad es mucho más cruel de lo que las redes sociales hicieron viral.

Belén fue nuevamente internada al complicarse su cuadro clínico con su delicado estado psicológico, pero ya declaró lo que sabe sobre el ataque del que fue víctima y del que salvó la vida de manera milagrosa.

Hay dos personas detenidas, las dos conocidas de Belén, una es el muchacho mayor de edad que se ofreció a acompañarla y otra es un joven vecino que Belén reconoció dentro del automóvil donde fue prácticamente secuestrada a las 3 de la madrugada del día lunes.

Al ser preguntado sobre la veracidad de lo narrado dijo: “Toda esta gente que se ha reunido aquí sabe de boca de la víctima lo que ésta padeció y que los pormenores del hecho no son lo más importante”.

“Alguien intentó asesinar a Belén, eso está claro, pero antes cometieron otros delitos gravísimos que quieren ocultar con la muletilla de que estaban borrachos, empastillados o drogados”, dijo el entrevistado, mientras marchaba con las numerosas personas que se dieron cita para el reclamo vecinal.

La fuente indicó que hay más culpables y están siendo escondidos.

Otro de los entrevistados deslizó que podrían ser cinco los implicados, pero solo dos de ellos se encuentran detenidos.

Cuando declaren seguramente incriminarán al resto de los que participaron del hecho.

 La víctima de violación e intento de homicidio en banda.

Al ser preguntado sobre las lesiones de la joven víctima, el entrevistado aseguró que “tenemos fotos del momento en que llegó a la casa y en el estado desesperante que lo hizo. Cuando la hallaron estaba casi desnuda y había salido casi arrastrándose de los yuyales eternos que existen en el fondo del barrio, la parte que colinda con Juan Pablo II”.

Ese lugar fue denunciado tantas veces que ya ni sabemos desde cuando. Los yuyales, los malvivientes, los ladrones, los adictos que se juntan día y noche allí y nunca hubo una respuesta, el lunes a la madrugada casi pasa lo peor y pueden ver que los yuyales siguen gozando de su existencia, por eso también estamos marchando”, dijo exasperado.

Luego aclaró que “lo que sabemos es prácticamente lo que dijo Belén y por las huellas que su martirio nos mostró. Está clarísimo, por eso exigimos una investigación profunda caiga quien caiga, así sean dos, tres cuatro o cinco, todos deben pagar por lo que hicieron”. Al ser consultado sobre las pericias médicas el entrevistado dijo que “ya se hicieron los hisopados y los resultados estarán en 15 días, pero no podemos esperar a que lleguen los ADN, deben detener a todos los culpables en el grado de participación que les corresponda porque aquí hay muchas cosas que no se quieren decir”.

“Aquí además de drogas en el delito hay premeditación y un claro intento de homicidio. Sabemos los apellidos de los delincuentes detenidos y sabemos que A.B., mayor de edad, tomó del cuello a Belén y se la entregó a sus amigos. En el automóvil, que no sabemos si está secuestrado, la joven reconoció a M.M. y hoy la Justicia solo con esos datos ya debiera haber actuado a fondo”, sentenció.

La marcha fue pacífica e incluso los manifestantes decidieron no quemar neumáticos ni cortar las calles de Santa Ana a pedido expreso de la policía del lugar. Sin embargo, la furia vecinal no parece haber sido saciada aún.

Fuente: El Tribuno