Política

Lo cruces por el boleto gratuito siguen, a dos años ya de su implementación en la Capital

En la última sesión, legisladores de la oposición intercambiaron duras críticas por la implementación del beneficio

La Legislatura, que preside el vicegobernador Osvaldo Jaldo (PJ), lanzó este año el Boleto Estudiantil para los alumnos del interior. La Municipalidad de San Miguel de Tucumán, conducida por el intendente Germán Alfaro (PJS-Cambiemos) aplica este programa desde 2016 para sus vecinos. El otorgamiento de estos beneficios y la postergada instrumentación del boleto universitario en la Capital dividieron las aguas entre los legisladores en la sesión ordinaria del jueves.

La polémica surgió de las bancas opositoras. El radical Fernando Valdez cuestionó a Alfaro por haber vetado la ordenanza del boleto universitario, tras haber anunciado que ese plan estará vigente a partir de 2019. “Resulta que en la última semana asistimos a una comedia de enredos patética, vergonzosa”, afirmó el radical, en el período de manifestaciones generales. Marcó que, luego del anuncio del pasaje gratuito para universitarios, se produjeron “peleas mezquinas”. Detalló en ese sentido la sanción de la ordenanza por parte del Concejo Deliberante y el posterior veto de Alfaro a esa norma. “Voy a elevar una nota a la Municipalidad para conocer en detalle cuáles han sido las razones del Intendente para lanzar una campaña publicitaria contándonos a los capitalinos que teníamos un abono universitario y luego desandarla, vetándola íntegramente a la ordenanza”, añadió.

Valdez recordó que integra el espacio político de Alfaro. Pero insistió con marcar diferencias. “La política también es gestión, no es sólo aparecer en afiches y pedir los votos”, lanzó. Y recordó el ahora jefe municipal integró durante “12 años” la gestión de su antecesor, el hoy subsecretario del Interior de la Nación, Domingo Amaya.

El alfarista Alfredo Toscano (bloque PJS) salió al cruce de Valdez. “Hemos vetado esa ordenanza porque no contemplaba a los ingresantes (universitarios), que son el 60% del alumnado”, sostuvo. Y agregó: “está claro que Valdez es un empleado del alperovichismo”.

Aludió luego al boleto estudiantil que aplica la Legislatura. “Sólo voy a recordar las palabras de la legisladora Stella Maris Córdoba (el día se aprobó ese beneficio). Ella decía que esta iba a ser una instrumentación absolutamente transparente, no clientelar. (…) Por eso, le voy a dejar a Valdez una carpeta con hojas con fotos que todos los tucumanos vimos: concejales, legisladores, intendentes, delegados comunales, militantes, hinchas de fútbol, todos entregando el boleto (de la Cámara)”, señaló el legislador alfarista. “Justo quien nos decía que no debíamos hacer entregas los legisladores”, afirmó, dirigiendo los dardos a su ex jefa de bloque. Mencionó un caso similar, sin dar nombres, en el Concejo de Yerba Buena. “Midamos a todos con la misma vara, no seamos obsecuentes”, dijo Toscano. Y agregó: “si hay algo oscuro acá, son los fondos de YMAD, un triángulo de las Bermudas en el que el legislador Valdez participaba”.

El radical le salió al cruce, también con duras críticas. “Si tiene alguna denuncia, están los tribunales: que vaya y se haga cargo”, desafió Valdez. Y reiteró que sus críticas estaban destinadas al “uso indebido de fondos de la Municipalidad para campañas”. “¿De qué se ríe Alfaro? ¿De vetar una ordenanza de algo que él mismo diseñó? Es ridículo”, planteó el referente de la agrupación “La Pisarello”.

Córdoba también replicó a Toscano. Aclaró que del acto de entrega de boletos participaron Jaldo, el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer y otros funcionarios. “Esta es una foto institucional, no clientelar”, distinguió. Advirtió que, a su criterio, la labor conjunta de los poderes del Estado es “la fórmula del éxito”. “Era oportuno tomar esa decisión (de otorgar el boleto), como una manera de paliar la situación económica de tantas familias a las que las tarifas de los servicios públicos y los despidos afectaron”, marcó Córdoba.

El alfarismo, además, se ganó críticas de los radicales Raúl Albarracín y Ariel García (vicepresidente 2° de la Cámara). “Con una campaña publicitaria no van a tapar su pasado”, dijo este último. Así, los boletos gratuitos parecen haber abierto una grieta en la oposición.

Fuente: La Gaceta