País

Preparan un operativo de seguridad inédito para la cumbre del G20

Aviones supersónicos, misiles de defensa, radares situados en lugares estratégicos, buques de guerra y un sistema especial de defensa ante un ataque radioactivo o bioquímico. El listado de algunas de las armas mencionadas no está previsto para una guerra mundial aunque lo parezca. En rigor, se trata del dispositivo de seguridad y defensa que preparan las Fuerzas Armadas de la Argentina para la cumbre de presidentes del G20 que se realizará en noviembre en Buenos Aires.

Si bien el comando unificado de todo el operativo de seguridad quedará bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, desde el Ministerio de Defensa ya preparan la logística de apoyo militar con un firme objetivo: asegurar la integridad plena de los 20 presidentes de los países más relevantes del mundo que estarán durante tres días en la Argentina.

Para poner en marcha este operativo el Ministerio de Seguridad contará con un equipo que trabajará en coordinación con el Ministerio de Defensa, la Cancillería y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), entre otros organismos del Estado.

Fuentes calificadas de las Fuerzas Armadas y de la Casa Rosada, para el G20 “habrá un intenso operativo de defensa y logística militar que no se vio jamás en la Argentina”.  Los que organizan este operativo sostienen que sólo cuando fue la Cumbre de las Américas en Mar del Plata en el 2005 o cuando estuvo Barack Obama en el 2016 para visitar a Mauricio Macri las fuerzas de seguridad y el Ministerio de Defensa ejecutaron un amplio despliegue de uniformados y equipamiento de defensa en el país.

Por razones de secreto de Estado y seguridad no se sabe la cantidad de efectivos militares o de las fuerzas de seguridad que participarán en el operativo del G20. Tampoco se sabe el equipamiento que se comparará para reforzar el operativo militar. De hecho, la semana pasada el presidente Mauricio Macri firmó el decreto 125/2018 por el que se prevé la “compra secreta” de material militar. No se dijo el destino de esa compra pero en el gobierno y las Fuerzas Armadas aseguran que buena parte de esos fondos reservados se destinarán para equipamiento de seguridad para el G20.

En el listado de elementos de protección y defensa de Buenos Aires que prevén las Fuerzas Armadas ya se pidió desde el Ministerio de Defensa a cargo de Oscar Aguad tres radares móviles al INVAP que estarán ubicados en lugares estratégicos de Buenos Aires. De hecho, el foro de presidentes se realizará en el predio de Tecnópolis, además de los eventos especiales que se harán en el Centro Cultural Kirchner, el Hotel Hilton de Puerto Madero, el Centro de Convenciones y una cena de gala en el Teatro Colón.

A estos tres radares se les sumará un escudo de radares situados en un buque de la Armada similar al que se usó cuando estuvo Obama. “La intención es lograr una barrera plena de protección y no dejar hueco alguno ante un eventual ataque”, dijo una fuente castrense.

Patricia Bullrich durante su reciente viaje a Washington.

Patricia Bullrich durante su reciente viaje a Washington.

Por otra parte, se dispondrá desde el Estado Mayor Conjunto un sistema de defensa misilístico RBS70 de la empresa sueca Bofors que tiene una capacidad defensiva de alto rendimiento con lanzadores de más de 50 misiles dispuestos desde un buque de guerra situado en la costa de la ciudad de Buenos Aires. Estos misiles cuentan con el apoyo de dos fragatas misilísticas.

También está contemplado para el operativo de seguridad un sistema de protección Químico Biológico Nuclear (QBN), ante eventuales casos de ataques radioactivos. Se trata de una fuerza especial disuasiva de las Fuerzas Armadas que cuenta con equipamiento, vestimentas y material especial para frenar cualquier elemento de ataque radioactivo o nuclear.

Por otra parte, se dispondrá el traslado desde Mar del Plata de la artillería de defensa aérea que tendrá en su poder el despliegue de seis aviones A4 y otros dos Super Eterndard que se le compró a Francia. Es decir, que al menos ocho aviones estarán disponibles para la protección del espacio aéreo de Buenos Aires durante la cumbre del G20.

Todo este dispositivo militar se pondrá a disposición del comando de seguridad dispuesto para el G20 donde trabajarán las fuerzas de seguridad y la policía metropolitana. “Los militares actuarán sólo en caso de un ataque externo como prevé la ley de defensa pero para el control de la seguridad interna sólo habrá apoyo logístico de las Fuerzas Armadas para atender a las fuerzas de seguridad”, aclaró ante Infobae un funcionario de la Casa Rosada para dejar bien en claro que el operativo militar dispuesto no vulnerará la ley de seguridad interior.

Desde la AFI ya se dispuso de controles en los diferentes barrios donde se ubicarán los presidentes. Habrá un anillo especial de protección de los presidentes y credenciales especiales para los vecinos de lugares aledaños a los centros de reunión.

A la vez, tanto el Ministerio de Seguridad como la Cancillería trabajan en coordinación con agencias de inteligencia y fuerzas especiales extranjeras. Se acordó recientemente en Washington el apoyo del Comando Sur de Estados Unidos para la cumbre del G20 al mismo tiempo que Gran Bretaña, Alemania, China y Rusia también empezaron a enviar especialistas en temas de seguridad para dar apoyo externo.

Tanto Macri como los presidentes del G20 quieren que la cumbre transcurra con total normalidad. Pero por tratarse de los 20 jefes de Estado más importantes del planeta los recaudos de seguridad en este caso están más que justificados.

Etiquetas