País

Beatriz Sarlo: “Marcos Peña es lo más parecido a Capitanich que he visto”

“Un empresario capitalista en un país transgresor”. Con estas palabras describió la ensayista Beatriz Sarlo al presidente Mauricio Macri.

Para Sarlo, el jefe de Estado “no es alguien para quien las instituciones sean los valores sobre los cuales no se puede poner la mano”. “Vivió casi 60 años así, negociando con los gobiernos militares… Esa es su vida. No es alguien para quien la Constitución y las leyes fueron un principio sobre el cual se estructuraron”, explicó en una entrevista que concedió a Luis Novaresio en A24.

En esta línea, se refirió al caso de Valentín Díaz Gilligan, el subsecretario general de presidencia que renunció luego de que revelara que ocultaba más de un millón de dólares en un banco de Andorra. “Para hacerlo renunciar tuvieron que intervenir los radicales”, señaló Sarlo, y añadió que en los días previos el jefe de Gabinete Marcos Peña “había sobrevolado la cuestión”.

“Macri es un empresario capitalista en un país transgresor como la Argentina”, definió Sarlo y abundó: “Tiene una visión empresarial del país, en un momento clásico sería un desarrollista. Usa un discurso que él piensa que es entusiasmante, diciendo que la Argentina es un gran país, cosa que es completamente inverosímil”.

 En este sentido, planteó: “Espero que el Presidente no crea que la Argentina es un gran país y que la gente prefiere traer la plata acá que a Singapur. Sería un acto de enajenación respecto de la realidad mundial…”.

NA

NA

En otro tramo del reportaje, dijo que Peña “tiene muchísimo poder y no le importa deslumbrar a nadie” y lo comparó con el ex jefe de Gabinete kirchnerista Jorge Capitanich: “No se mueve un centímetro de la línea que tiene que bajar al presidente de la república, es lo más parecido a Capitanich que yo he visto”.

Además, sostuvo que Cristina Kirchner “no tiene ya chances políticas”, aunque destacó que “en un peronismo muy desarmado puede ser la carta para rearmarse”. Por otro lado, aseguró que la senadora “es la figura que Macri necesita”. “Necesita tener una especie de fantoche autoritario recordándoles a sus votantes: ‘Ojo que si no me votan a mí es esto'”, graficó.

Sarlo consideró que CFK “sigue siendo útil” dado que “quien la tenga va a tener una mano para jugar en la mesa que es simbólicamente importante”. “Por eso los Rodríguez Saá se encolumnaron de manera sorpresiva. Eso también marca una cierta debilidad de ella, que antes trazaba los limites de quienes podían ser amigos”, completó.

Fuente: Infobae