País

Pichetto avisó al Gobierno que si no baja las tarifas, el proyecto opositor será ley

Hoy comienza el tratamiento en las comisiones del Senado de la iniciativa opositora ya aprobada por Diputados. Ultimátum de la bancada peronista

El presidente del bloque Justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, le dio ayer un plazo definitivo al Gobierno para que intente desactivar el proyecto de ley que busca ponerle un tope al aumento de tarifas en los servicios públicos y que podría ser convertido en ley en dos semanas. Según advirtió el rionegrino, si la Casa Rosada quiere frenar la ley, deberá presentar una propuesta para desandar el tarifazo antes del martes. En el Senado, sin embargo, nadie cree que esa eventual propuesta oficial vaya a existir.

En diálogo con la prensa acreditada, Pichetto ratificó ayer lo mismo que viene diciendo desde la semana pasada, cuando la iniciativa se aprobó en Diputados: su intención es llevar el tema al recinto en las próximas semanas. Para ello, fijó fecha de dictamen: el martes próximo.

“El Gobierno tiene tiempo hasta ese momento para hacer una propuesta superadora, razonable, que implique una disminución real de los aumentos ordenados”, detalló. Cerca suyo ahondaron en la explicación: “Ni pago del aumento en cuotas, ni descuento del 2%, una propuesta sustancial de baja en los aumentos”.

La aclaración de Pichetto podría haber operado también sin ser dicha: cualquier actor político tiene la posibilidad de presentar propuestas superadoras durante el trámite legislativo de un proyecto. Si lo hace antes de que haya dictamen, podrá influir decisivamente en el texto a tratar en el recinto.

Lo que agregó el senador a esa verdad de Perogrullo es la aclaración de que, si el Gobierno quiere presentar una alternativa para evitar la ley, deberá ser una propuesta de baja de los aumentos y no otra cosa. Algo que en la Casa Rosada nadie barajaba hasta anoche. Y que en el Senado tampoco esperaban.

Antes de que se cumpla ese plazo, desde las 14 de hoy, un plenario de comisiones del Senado comenzará a analizar el proyecto que aprobaron los diputados. Será en una reunión de las comisiones de Derechos y Garantías, presidida por la radical Inés Brizuela y Doria; Presupuesto y Hacienda, a cargo del macrista Esteban Bullrich; y Minería, en manos del neuquino Guillermo Pereyra.

Cambiemos es la primera minoría en la Cámara y por eso es también minoría frente a la oposición en las comisiones. En Derechos tiene 6 senadores sobre 17; en Presupuesto, 7 sobre 17; y en Minería, 6 sobre 19.

El bloque Justicialista de Pichetto y que se referencia en los gobiernos provinciales, está decidido a votar a favor del proyecto tal como salió de Diputados, a menos que aparezca la baja oficial. Entre sus votos, los del Frente para la Victoria de Cristina Fernández de Kirchner y otros senadores opositores, la ley está garantizada.

El proyecto propone retrotraer la situación tarifaria a noviembre de 2017, declarar la emergencia en la materia hasta el 31 de diciembre de 2019, y permitir un solo aumento anual, atado al coeficiente de variación salarial en el caso de los usuarios residenciales y de la garrafa de gas, y al Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) para las Pymes y cooperativas.

Ese límite alcanzará a los servicios de energía eléctrica, gas y agua. Originalmente incluidos, el transporte de ómnibus y los peajes fueron eliminados de la propuesta. Además, también quedaron afuera los usuarios de mayor consumo. Y fue eliminado el descuento que preveía la propuesta original del 50% en el IVA de las facturas, un punto muy cuestionado por su impacto fiscal.

Fuente: Cronista