País

Tartagal: incautaron 168 kilos de cocaína ocultos en el doble fondo de una camioneta

Al menos 168 kilos de cocaína escondidos en el doble fondo de una camioneta fueron secuestrados en las últimas horas por efectivos de la Gendarmería Nacional en la localidad salteña de Senda Hachada.

Al menos 168 kilos de cocaína escondidos en el doble fondo de una camioneta fueron secuestrados en las últimas horas por efectivos de la Gendarmería Nacional en la localidad salteña de Senda Hachada.
Con este decomiso, asciende a una tonelada la cocaína incautada en la provincia en lo que va del año.
La droga había partido desde la ciudad de Tartagal y, según indicó, se dirigía hacia San Pedro, en Jujuy.

Durante el control vehicular que llevaba a cabo la Gendarmería Nacional en Salta, los efectivos detectaron un sugestivo olor que emanaba desde la cabina del vehículo. La requisa arrojó que, debajo de un doble fondo, se escondían 168 kilos de cocaína.
“Este decomiso es resultado del despliegue cotidiano de las fuerzas federales en el territorio. Llevamos ya una tonelada de cocaína incautada en Salta en lo que va del año, muestra del compromiso que asumimos en la lucha contra el narcotráfico”, afirmó la ministra Bullrich.

Operación “Lingote”
La Operación “Lingote” fue desarrollada por el Escuadrón Tartagal de la Gendarmería Nacional, en el marco del programa “Argentina sin Narcotráfico”.
Los gendarmes realizaban un control preventivo cuando frenaron la marcha de una camioneta Mitsubishi que se trasladaba en sentido hacia Jujuy.
Durante la requisa, los uniformados pidieron la documentación al conductor, que mostraba claros síntomas de nerviosismo. Allí el sospechoso aseguró que había partido desde Tartagal y que se dirigía hacia la localidad jujeña de San Pedro.
Los efectivos pusieron en marcha el protocolo de actuación y profundizaron el análisis del rodado. De esta forma, se comprobó que en la cabina se había armado un doble fondo para esconder estupefacientes. El personal de Gendarmería halló una gran cantidad de “lingotes” amarillos y paquetes que acondicionaban 168,460 kilos de cocaína.

Fuente: El Tribuno