Sociedad

Malestar por una suba del 16% en las prestaciones del Subsidio de Salud

El Instituto de Previsión y Seguridad Social anunció incrementos que rondarán el 16%. “Si hay dinero para los empresarios del transporte, ¿por qué no para el Subsidio?”, dijeron los gremialistas

El anuncio de subas que rondan el 16% en las prestaciones del Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst, conocido como Subsidio de Salud), despertó el rechazo de los gremios estatales. “Así como a los empresarios del transporte público les darán subsidios por la crisis, que sea el Estado el que ponga fondos para que la obra social estatal no se desfinancie y para que los bolsillos de los trabajadores no sufran”, planteó Gustavo Sala Correa, secretario general de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE).

El Frente de Gremios Estatales, que nuclea a más de una docena de sindicatos y gremios de trabajadores estatales, cuestionó los anuncios de subas en los ítems Plan Complementario, Adherentes y Sepelios. Desde el grupo de gremios informaron que, a raíz de la reciente devaluación del peso y la suba del dólar, la situación de la mayoría de los afiliados es crítica.

Subas desde junio

El interventor del Subsidio de Salud, Oscar Avellaneda, informó la propuesta de subas. El Plan Complementario pasaría a partir de junio de $ 190 a $ 222 (un aumento de $ 32); el ítem Adherente Plan Complementario se incrementaría de $ 190 a $ 222; Sepelio pasaría de $ 85 a $ 99 (una suba de $ 14); y el Sepelio Adherente, pasará de $ 50 a $ 58. Se hizo hincapié en que los aumentos no son retroactivos a marzo, sino que se cobrarán desde junio, y que ésta suba será la única del año.

“Es una situación compleja. Los adherentes son los hijos de los afiliados de entre 21 y 30 años que no trabajan ni tienen obra social, pero pueden seguir siendo beneficiarios pagando un extra, que pasará ahora de $ 190 a $ 222. Lo mismo que el Plan Complementario. Las órdenes de consulta estaban en $ 25 y pasarán a $ 30. Como la mayoría de los empleados públicos tienen hijos grandes, y por la situación económica, son pocos los que tienen trabajos con aportes y obra social; el común de los trabajadores además tienen tres o cuatro hijos como adherentes. Y si te ponés a sumar montos el último aumento salarial se absorbe por completo”, expuso Sala Correa. Y agregó: “¿cómo llegás a fin de mes si tenés cuatro adherentes?”.

Los dirigentes gremiales insistieron en que el Poder Ejecutivo provincial debería poder aumentar los fondos que gira al Instituto de Previsión y Seguridad Social para mantener los valores de las prestaciones.

Si hay dinero para los empresarios del transporte, porque dicen que están en crisis y así se evitará que haya despidos y que suba el boleto, ¿por qué no puede haber fondos para la obra social de los trabajadores del Estado? Somos 400.000 afiliados y, en este momento, no se puede resentir aún más los bolsillos de los trabajadores”, planteó Sala Correa.

Esta semana, la Legislatura sancionó una ley que declara la emergencia en el transporte público: habilita al Poder Ejecutivo a girar subsidios por hasta $ 20 millones mensuales a las empresas de colectivos para sostener el servicio.

Fuente: La Gaceta