Política

Propietarios de taxis protestarán contra una ordenanza que busca mejorar el servicio

Obliga a que los autos tengan aire acondicionado y calefacción, que se incluya un sistema de seguimiento por GPS y que incorporen el pago con tarjetas, entre otras mejoras además de la laboral para los choferes.

Frente a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, al Concejo Deliberante o en la plaza Independencia. Esas son las opciones que manejan los propietarios de taxis que protestarán hoy contra un proyecto de ordenanza que debaten los concejales. Y aunque saben que realizarán cortes en distintos puntos del microcentro, todavía deben definir el punto donde concentrarán el reclamo.

“Mañana (por hoy) realizaremos el paro y la protesta. Nos reuniremos a las 8 en la zona del Parque 9 de Julio y allí en asamblea definiremos a qué punto marcharemos con los vehículos. Puede ser contra el Concejo (Monteagudo y San Martín), la Municipalidad (9 de Julio y Lavalle) o frente a Casa de Gobierno (San Martín y 25 de Mayo)”, explicó Antonio Rodríguez, titular de la Asociación de Trabajadores Involucrados en la Actividad Taximetrera (Atiat).

Enrique Romero, titular de la Unidad Operativa de Tránsito y Transporte, informó que se multará a quienes obstruyan el tránsito: “se labrarán todas las multas a quienes impidan la circulación. Como se trata de transporte público, habrá muchísimas actas. El Municipio definirá luego la medida, pero el corte de calle puede incurrir en la caducidad de la licencia”, adelantó el funcionario.

La manifestación de los dueños de los taxis en la capital se produce en rechazo de una iniciativa que debaten los concejales. Ese expediente que propone modificar la relación laboral entre propietarios y choferes de taxis reactivó el conflicto entre los dos sectores.

El proyecto había sido presentada por Ricardo Bussi y Eduardo Verón Guerra (Fuerza Republicana). Cuenta con dictamen de la comisión de Peticiones y Poderes. Entre otros puntos, la iniciativa ordena que se registre a los choferes en relación de dependencia, que se capacite a los conductores “sobre circuitos turísticos y normas de cortesía” y que los taxímetros sean homologados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). También se obliga a que los autos tengan aire acondicionado y calefacción, que se incluya un sistema de seguimiento por GPS y que incorporen el pago con tarjetas (para abonar con débito). El texto ya tiene dictamen de la comisión de Peticiones y Poderes.

Un grupo de dirigentes de Atiat se reunió la semana pasada con los concejales de la comisión de Tránsito para pedir que no se apruebe la iniciativa. “Estamos en emergencia económica y en vez de ayudarnos, como hicieron con los dueños de las empresas de colectivos con el anuncio del subsidio que les darán, nos piden más cosas”, había cuestionado Rodríguez tras el encuentro.

Los choferes de los taxis, en cambio, pidieron que el proyecto se apruebe y cuestionaron a los propietarios de los vehículos. “Lo mejor que tiene el proyecto es que, al tener que homologar los relojes taxímetros en el INTI, se acaban las tarifas mal cobradas y la evasión. En cuanto a nuestro pedido, se da de baja la posibilidad del monotributo para que el propietario registre a los trabajadores en relación de dependencia, como cualquier empresario”, defendió Carlos Pizarro, titular del Sindicato de Peones de Taxis.

Fuente: La Gaceta