Política

El Gobierno logra más poder para elegir jueces

La de ayer quizá haya sido una de las sesiones más relevantes de los nueve años de historia del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). Invocando la coyuntura delicada por la escasez de magistrados provinciales, los consejeros aprobaron la reglamentación que habilita al Poder Ejecutivo para designar jueces subrogantes o transitorios externos. La mayoría se volcó por la moción que amplía la potestad del Gobierno al permitirle escoger los jueces precarios a partir de una lista conformada con los concursantes que aprobaron la prueba escrita, que eventualmente pueden llegar a ser todos los concursantes. La minoría dejó asentada su disidencia: para este sector, correspondía que el gobernador Juan Manzur optara dentro de una nómina de tres nombres, como sucede respecto de los jueces en propiedad o vitalicios, que gozan de todas las garantías para ejercer su función con independencia.

La moción que bregaba por ampliar la discrecionalidad se impuso con el apoyo del presidente y vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Antonio Estofán; de los legisladores oficialistas Fernando Juri y Javier Pucharras(también estaba el suplente Roque Cativa), y de los jueces Luis Cossio (capital) y Elena Grellet (sur) -asistió la suplente Ivonne Heredia-. En disidencia respecto de la extensión de la nómina de subrogantes potenciales quedaron los abogados Marcelo Fajre (capital) -estaba la suplente Julieta Tejerizo– y Diego Vals (sur), y el legislador radical Raúl Albarracín.

Tres o más: la discusión

Aunque el tema fue presentado como una cuestión ya conversada previamente y aunque el consejero Fajre anunció que no quería reabrir el debate, la discusión sucedió de todas maneras. Juri, coautor de la Ley de Subrogancias, tomó la palabra en primer lugar para recordar el origen de la normativa y que esta había surgido para evitar la sanción de un proyecto (promovido por el oficialista Marcelo Caponio) que podía dar lugar a una declaración de inconstitucionalidad. El número dos de la Legislatura hizo hincapié en la excepcionalidad del instituto; en su apego al proceso de preselección vigente y a la jurisprudencia, y en que había recibido el visto bueno de los colegios de abogados de la Capital y del Sur, y de la Asociación de Magistrados de Tucumán.

Pese a que destacó que la mayor parte de las diferencias relativas a la reglamentación habían sido consensuadas, el representante de los abogados de la capital dijo que Manzur debía recibir tres opciones de juez subrogante porque ese era el espíritu de la Ley 8.197, que creó el CAM. En el mismo sentido, Albarracín expresó: “no debemos hacer que lo urgente nos haga obviar lo importante. Tampoco podemos, por esta situación, exponernos a sufrir críticas de la opinión pública y de los medios de comunicación”. Luego, por teléfono, el legislador opositor agregó: “¿cómo el gobernador va a tener menos discrecionalidad para lo más, es decir, para elegir jueces en propiedad con todas las garantías de independencia, y más discrecionalidad para lo menos que implica nombrar jueces provisorios?”.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas