Mundo

La aclamada tapa de National Geographic de la que habla todo el mundo

Con una impresionante fotografía del mexicano Jorge Gamboa en la tapa, la edición de junio de la revista National Geographic empezó a hacer ruido antes de ver la luz. La portada introduce el tema del artículo central que se podrá leer a partir del 24 de mayo, en lo que será la primera versión de la publicación entregada en sobres de papel reciclado en lugar de plástico.

“Lo que hace unos años era el máximo exponente del desarrollo, ahora se ha convertido en una pesadilla para el medio ambiente y los animales, ser humano incluido. En National Geographic queremos aportar nuestro granito de arena y los suscriptores no recibirán la revista envuelta en plástico”, indicó la publicación en un breve posteo en su página web.

Cada año, unas 8 millones de toneladas de residuos plásticos terminan en los océanos. Claro que el problema es mucho más profundo y tiene que ver con los hábitos de consumo. Se calcula que en el mundo se compran un millón de botellas de plástico por minuto y se generan 228 mil toneladas de basura por hora, 75% de las cuales son de plástico.

“Demasiada basura para un material que suele empezar a biodegradarse a partir de 450 años. Y es que, mientras que la producción de plástico alcanza hoy un ritmo vertiginoso, nuestra capacidad para reciclarlo no crece a la misma velocidad, máxime considerando que en torno a un 40% de todo el que producimos cada año es desechable y que una buena cantidad de esta proporción se usa en envases diseñados para tirarlos a los pocos minutos de adquirirse”, observó la National Geographic.

El gran basural es el mar. Prueba de ello, por ejemplo, es la Isla Henderson, en el océano Pacífico, que acumula 18 toneladas de basura en 37 kilómetros cuadrados.

Quizás más impactante es la “Gran Mancha de Basura del Pacífico”, que según una reciente investigación publicada en la revista Nature tiene 1,6 millones de kilómetros cuadrados, algo así como la superficie que ocupan España, Alemania y Francia juntos. Son 79 mil toneladas de plástico florando entre Japón y los Estados Unidos.

En abril se conoció un estudio que trata una novedad sobre el tema: los residuos en los lechos marinos. La investigación publicada en la revista Marine Policy analiza la información de una base de datos de la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marina y Terrestre (JAMSTEC). Se trata de un archivo de fotos y videos recolectados desde 1983 por sumergibles de agua profunda y vehículos a control remoto.

En las cinco mil inmersiones que se realizaron se contabilizaron 3.425 artículos, lo que arrojó una densidad de entre 17 y 335 elementos por kilómetro cuadrado entre los mil y seis mil metros de profundidad.

Más de la mitad de los objetos que estaban por debajo de los 6 mil metros de profundidad eran de plástico. Y el 92% eran elementos de un sólo uso, es decir, que se utilizaron apenas unos minutos. El récord se lo llevó una bolsa de plástico hallada el 20 de mayo de 1998 a 10.898 metros de profundidad en la Fosa de las Marianas. Estaba a unos 100 metros de la parte más profunda de la corteza terrestre.

 

 

Fuente: El Ancasti


Nuestro Face