País

A los tiros terminaron los corsos en Pichanal

Un violento y estremecedor enfrentamiento se produjo cuando se desarrollaba el corso del carnaval en la localidad de Pichanal, el martes en la noche. La fiesta fue suspendida cuando la Policía ya no pudo controlar la situación.

Al menos dos heridos ingresaron a la guardia del hospital Vicente Arroyabe, de esa localidad de Salta, y si bien no trascendió su diagnóstico, fueron atendidos por lesiones y traumatismo sufridos en el enfrentamiento.

Una fuente que pidió el anonimato indicó que el desfile comenzó con cierto retraso y que el bache entre el paso de una agrupación y la siguiente se extendía demasiado.

En esas circunstancias, dos grupos de menores y jóvenes comenzaron a enfrentarse con golpes, botellazos y pedradas en medio de la calle Rivadavia, donde se hace el desfile.

Los motivos de la disputa no quedaron en claro, aunque se estima que podría ser consecuencia de anteriores peleas.

La violencia y los gritos alteraron a todos los espectadores que comenzaron a correr para alejarse de la situación y preservar su integridad.

Efectivos de la Policía intentaron poner fin a la batalla pero no lo lograron, sino que fueron atacados por unas 50 personas.

La situación fue tal que las autoridades del Club Unión Ferroviarios, organizadores del corso, suspendieron la fiesta en su cuarta noche, cuando en realidad estaban previstas nueve.

Los choques entre los grupos antagónicos continuaron a pocas cuadras de la avenida. Incluso una versión indicaba que hubo varios disparos y que no habrían sido realizados por la Policía.

Dos noches sin costo

La suspensión del corso y el motivo que la originó molestó a todos en Pichanal. La Municipalidad, para calmar el enojo popular, anticipó que se harán dos noches gratuitas y con seguridad el 2 y 3 de marzo.

Fuente: El Tribuno