Deportes

Por el Mundial, se duplicó la demanda de cursos de ruso

Si se trata de alentar a la selección, es sabido que los hinchas no escatiman esfuerzos y un gran número de ellos se embarcaron en el aprendizaje del idioma ruso. “Desde noviembre, cuando Argentina quedó clasificada para el Mundial, creció la demanda de cursos intensivos para turismo, y decidimos lanzar este verano un curso breve para quienes viajan a Rusia 2018”, contó a El Cronista Galina Chayka, del Centro Ruso de Ciencia y Cultura en Buenos Aires (ex Sarku), una de las instituciones con mayor trayectoria en la enseñanza de la lengua de Tolstoi.

En esta entidad del barrio porteño de Caballito, se ofrecen tanto cursos regulares como intensivos durante todo el año. Siempre fueron fuertes los de verano para viajeros. Pero este año debieron sumar cursos adicionales y nuevos horarios (el próximo arranca en marzo) de dos meses de duración, con temática, vocabulario y herramientas específicas para desenvolverse como visitante durante la Copa del Mundo. Con clases dos veces por semana de dos horas, o los días sábados tres horas seguidas, y el apoyo de videos y ejercicios online, los araneceles fluctúan entre los $ 1.300 y $ 1.500 mensuales, dependiendo de la franja horaria. “Vienen grupos de amigos, hermanos o en pareja a tomar el curso con los pasajes comprados. Si continúa la demanda, abriremos más cursos”, destacó Chayka.

Una perspectiva similar ofrece Anna Pozniakova, profesora de Ruso de la Universidad Lomonósov de Moscú, y directora del Centro Epru de Enseñanza de Ruso en la zona de Tribunales. “Desde fines del año pasado se multiplicaron las consultas y en general hay más demanda que cantidad de profesores matriculados, por lo que muchas personas nativas dan clases aún sin el título”, comentó. En su instituto se dan cursos presenciales y online a partir de videos tutoriales y un campus virtual para los interesados del interior del país. Un curso intensivo de dos meses “en los que el viajero aprende los rudimentos básicos para desenvolverse”, tiene un costo de $ 2.500.

En tanto, en el Centro Universitario de Idiomas (CUI), dependiente de la UBA, se registraron más consultas y mayor número de alumnos este verano. La entidad ofrece dos modalidades: uno intensivo de dos meses, cursando dos veces por semana, y el regular de cuatro meses una vez por semana. Para ambos casos, el valor total del curso es de $ 4.900 para el nivel básico (el más pedido por los viajeros), y alrededor de $ 5.000 para los niveles avanzados, aunque con descuentos para alumnos de la Universidad.

También varias universidades a lo largo del país, como las de Rosario, Córdoba, Mar del Plata y La Punta (en San Luis) ofrecen cursos, y hasta las asociaciones culturales y clubes de barrio se subieron a la movida. En el “Social y Deportivo Máximo Gorki” de la localidad de Lanús, las clases arrancan en abril y “todavía hay cupo”, confirmaron.

Los profesores consultados aseguran que “el ruso no es tan difícil como parece”. Lo más complicado es recordar la grafía de su alfabeto en cirílico y lidiar con las declinaciones que sustituyen a los artículos del Español, advierten.

Con un aservo cultural y literario importante, el Mundial puede ser la mejor excusa para animarse a leer a Dostoyevski, Chéjov y Gorki en su propio idioma.

Fuente: El Cronista

Etiquetas