Sociedad

Se entregaron 17.000 títulos, valoró Bardón

La rectora finaliza su gestión en la UNT La primera mujer en conducir la casa de altos estudios aseguró que la cifra de diplomas es “elocuente”.

El momento de los balances se multiplicó por cuatro. En el patio del Rectorado de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Alicia Bardón recordó los 208 años transcurridos desde la Gesta de Mayo; los 104 años de la fundación de la Casa de Juan B. Terán; y el centenario de la también trascendental reforma universitaria de Córdoba. Ayer, además, empezó a cerrar su capítulo como máxima autoridad de la UNT.

¿Cómo graficar su período de gestión? La rectora saliente eligió “un solo dato cualitativo”, al expresar ayer su discurso en la sede de Ayacucho 491. “Esto ilustra lo que significa que vivamos en una Universidad viva, activa, en constante movimiento. En cuatro años hemos entregado más de 17.000 títulos; esto es un hecho concreto, no una opinión”, aseveró Bardón. En la etapa 2010-2014, a cargo de Juan Alberto Cerisola, habían sido 11.600.

A metros de ella estaba el vicerrector, José García, que el martes asumirá la conducción de la UNT. Participaron también autoridades de su gabinete, decanos y vicedecanos electos y representantes de los distintos estamentos de la casa de altos estudios, además de otros invitados.

Cerca de las 11, luego del tradicional chocolate caliente y de escuchar la versión del Himno Nacional Argentino de la Orquesta Juvenil de la UNT, Bardón se paró junto a la estatua de Terán para dar su último discurso como titular de esa institución. “Bienvenidos a este glorioso patio del Rectorado, testigo de las primaveras y los inviernos que transitó nuestra Universidad, pero principalmente testigo fiel de la vida de una institución que no se rinde”, abrió su alocución la doctora en Bioquímica, que fue la primera mujer en conducir la UNT.

Al mencionar las tres “gestas” que se conmemoraban -la de 1810, el nacimiento de la UNT y la reforma universitaria-, Bardón instó a “seguir bregando” por la “dignidad, igualdad de oportunidades, pleno ejercicio de los derechos humanos y de la justicia efectiva”. Apuntó luego a “la eliminación de los privilegios y el cumplimiento de las normas de un estado republicano”. Y añadió: “qué sencillo parece decirlo, pero cuántas luchas (se dieron) por estos valores”.

“Saludar y despedirme”

“En esta oportunidad quiero saludarlos y también despedirme de ustedes con el orgullo de ser universitaria; porque a esta Universidad y al pueblo que la sostiene les debo mi formación profesional y científica, y también mis 43 años de trabajo digno, con claras oportunidades de progreso”, aseveró la rectora saliente. Y agregó que no es posible “gestionar una institución tan compleja y diversa como nuestra Universidad sin constancia, sin una constante dedicación”.

Sus últimos párrafos estuvieron caracterizados por los agradecimientos en general, y en especial a su sucesor, García. “Estoy segura de que ‘Pepe’ y Sergio (Pagani), nuevos rector y vicerrector a los que felicito de corazón, seguirán por ese camino junto a sus equipos de trabajo, produciendo los cambios necesarios para la mejora continua de la calidad educativa que necesitamos”, indicó Bardón, que cerró su discurso citando al papa Francisco y a Manuel Belgrano.

Ya en rueda de prensa, la rectora saliente expresó que cierra su ciclo “con la sensación de haber trabajado mucho”. Luego, ante una consulta, explicó porqué había escogido dar en su balance sólo la cifra de los diplomas -algo que había generado quejas de los graduados en tiempos anteriores-. “Hemos dados títulos que teníamos atrasados, y eso significa muchísimo trabajo de todos los que participan en esa larguísima cadena de acontecimientos que termina (con esa entrega)”, explicó. Y finalizó: “para una Universidad, cuyo objetivo principal es dedicarnos a nuestros estudiantes y colaborar para que quienes comienzan (una carrera) la terminen, el único número que he dado en mi discurso es ese (los 17.000 títulos), porque es el más elocuente: significa que hemos cumplido la misión”.

“Este es mi último acto como vicerrector”, remarcó José García. No había nostalgia en sus palabras, porque tampoco habrá adiós. El ingeniero que acompañó desde 2014 la gestión de la rectora saliente, Alicia Bardón, asumirá el martes próximo la conducción de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). “Estoy preparado para esta gran responsabilidad. Es un sentimiento profundo, un agradecimiento a la institución y a mi país, que nos permite tener enseñanza libre y gratuita en una institución cogobernada y autónoma”, señaló García, que encabezará la UNT junto al también ingeniero Sergio Pagani.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas