Sociedad

Cómo descartar de manera segura los medicamentos vencidos en los “Puntos de recolección responsable”

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán invita a los vecinos a sumarse a la “Campaña de recolección de medicamentos vencidos, en desuso y sus envases”, organizada por la Cátedra de Farmacognosia de la facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

El proyecto cuenta con la colaboración de docentes y alumnos de la facultad de Medicina de la UNT. Bajo el lema “Ecofarmaconciencia, por la salud de la naturaleza”, la campaña consiste en la instalación de “Puntos de recolección responsable” donde los vecinos pueden desechar de manera segura sus medicamentos vencidos o en desuso y sus envases.

Uno de los “Puntos de recolección responsable”  funciona de lunes a viernes, de 10 a 12, en la Cátedra de Farmacognosia del Instituto de Farmacia de la facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la UNT, ubicada en Ayacucho 471. Los vecinos pueden llevar medicamentos vencidos o que ya no necesiten.

También se reciben cajas, blisters o envases de plástico o vidrio vacíos que hayan contenido algún medicamento. En cambio, no se aceptan agujas, gasas, radiografías, pilas ni baterías.

A partir este fin de semana también se habilitarán “Puntos de recolección responsable” móviles en distintos paseos públicos de la Capital, de 10 a 13, de acuerdo al siguiente cronograma:

• Sábado 2 de junio: peatonal Mendoza, en Muñecas y Mendoza.
• Sábado 16 de junio: plaza Urquiza, en avenida Sarmiento y 25 de Mayo.
• Sábado 30 de junio: plaza San Martín, Ayacucho al 600.
• Sábado 28 de julio: plaza Independencia, 25 de Mayo.
• Sábado 18 de agosto: plaza Belgrano, Lavalle al 1.100.
• Sábado 6 de septiembre: parque Avellaneda, avenida Mate de Luna al 1.700.
• Sábado 6 de octubre: plaza Alberdi, Santiago del Estero al 1.000.

La finalidad de esta campaña es generar conciencia sobre la importancia de descartar de manera segura los productos farmacéuticos vencidos o en desuso para contribuir a proteger la salud y el medio ambiente. Se recomienda a los vecinos, por ejemplo, revisar el botiquín al menos dos veces por año para verificar que los productos no hayan caducado.

Por otra parte, se aconseja no tirar estos productos vencidos o sin usar junto con los residuos habituales o en piletas e inodoros. Esto debido a que los compuestos farmacéuticos son considerados “contaminantes emergentes” y su descarte inadecuado puede generar que estas sustancias entren en contacto con el suelo y las aguas ocasionando contaminación ambiental.