Espectáculos

Facundo Saravia se aleja del folclore porque prefiere no seguir las modas

A los 57 años, Facundo Saravia dice adiós. En una entrevista realizada por la revista Gente, el ex Chalchalero anunció su retiro del folclore.

“Sentí que había estado en un lugar de privilegio. Y empecé a notar que me costaba mucho mantenerme como solista, que no había tantas puertas abiertas para el folclore. Por la rotación de la música o por lo que sea. Además, se murió mi profesor de canto, Oscar del Río. Por otro lado, me colocaron un par de stents. Ya no disfrutaba tanto de salir de gira. Fueron 43 años demasiado lindos. Canté con Los Chalchaleros y pude hacer una carrera solista, grabando varios discos. Por eso decidí ponerle fin a mi ciclo. No quiero seguir las modas para pertenecer. Surgieron nuevos ritmos que no son folclore”, dijo en la revista.

Cuando le preguntaron por ese “folclore de ahora”, respondió que “el folclore es uno solo”. “No es música comercial, ni genera mucho negocio. Es la música de la tierra, de nuestra historia y tradiciones. Hay muy buenos folcloristas jóvenes, pero no tienen espacio para difundir lo suyo. Y hay otros tantos que, para permanecer, viran hacia ‘lo que se está haciendo ahora’. Pero un bombo, una guitarra o un charango no te convierten en folclorista, como sí cantar un gato, un escondido, una chacarera, una zamba. Yo tuve la suerte de cantar con Los Hermanos Ávalos, con Atahualpa Yupanqui y después con Sole Pastorutti, a quien quiero mucho. En los 90 se hablaba de folclore joven, pero en realidad eran jóvenes haciendo folclore. Incluso los festivales dejaron de ser folclóricos. No tengo nada contra quienes empezaron y hoy están en otra cosa. Pero a mí me gusta ser honesto con lo que siento”, dijo.

Cuando se le consultó sobre si algo que va a extrañar, aseguró que “No. Ya hice lo que tenía para hacer. No me quiero quedar. Prefiero irme feliz. Me fue maravilloso en el show del teatro Coliseo, donde vendimos todas las entradas. Ese día grabé mi primer disco en vivo, para que me quede de recuerdo. Después haré un par de shows con productores amigos, en lugares que quiero. Así será hasta el 30 de diciembre, cuando diga: Hasta aquí llegué”.

Actualmente conduce “Mojada de luz”, programa de radio de música folclórica que se emite los días sábados de 19 a 20 por FM Milenium 106.7 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde recorre la historia de nuestra cultura y difunde la escena actual del folclore con el aporte de nuevos autores, compositores e intérpretes.

Recordando los inicios de Facundo, allá en la década del 70, junto a su amigo Gonzalo Barceló, y sus hermanos Santiago y Juan Carlos(h) formaron el conjunto Los Zorzales, grupo que grabó cuatro discos. Tenían también un estilo Chalchalero pero con repertorio propio. A principios de 1980 se enfermó el Chalchalero Ernesto Cabeza y es precisamente Cabeza quien decide que Facundo lo reemplace hasta su recuperación, pero lamentablemente Ernesto muere en septiembre de 1980. De allí en más Facundo siguió alternando entre sus Zorzales, y el grupo mayor de su padre hasta que en noviembre de 1983 disuelven el grupo de sus hermanos y es oficializado como uno de Los Chalchaleros (el último de ellos), dándole un nuevo empuje con sus ganas y su juventud.

Siempre tuvo la inquietud de escribir canciones, y tuvo su oportunidad en un disco de Los Chalchaleros, donde grabaron los primeros temas suyos. Ya más adelante en el año 1995 decide sacar en forma paralela a Los Chalchaleros su primer disco solista: “Transparencias”, con temas propios.

El artista fue el primero del género folclórico en cantar contra las drogas en su zamba “Después del resplandor”, donde alcanzó notable repercusión. También se vinculó laboralmente a Yamila Cafrune, con quien grabó el disco “De changuitos y chinitas”. Este trabajo fue nominado a los Premios Gardel del año 2000.

En los inicios del nuevo siglo, Los Chalchaleros empezaron con los shows despedidas, y esto fortaleció la carrera de Facundo como solista. Además, se fue asentando como compositor, con varias obras sobre la problemática actual. Se destacaron las canciones: “En espera”, canción referida a la donación de órganos, y la zamba “Viejo amigo”, dedicada a las personas mayores que no tienen las atenciones que se merecen. Los discos grabados fueron: Facundo, Por esas cosas de la vida (2004), Estaba cantado (2006), Buenas costumbres (2008), Rasgos naturales (2011) y Tierra Salta (2013).

En reiteradas ocasiones fue premiado y distinguido a lo largo y ancho del país.

“Mi viejo fue muy generoso: nunca competimos. Antes de que se disuelvan Los Chalchaleros me dijo que me quedara con el nombre. Le expliqué que no era mío, sino de todos. Si aceptaba y hoy estuviese con nuevos Chalchaleros, tal vez alguien diría: ‘¡Chalchaleros eran los de antes!’. Y yo no hubiera querido eso, por más que podría haber sido un buen negocio. Así que le agradecí por pensar en mí pero hice mi propio camino”, dijo finalmente Facundo.

 

 

Fuente: El Tribuno