País

Identificaron los restos de un emblemático militar enterrado en Malvinas desde 1982

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, en Catamarca, con la famlia de "El Perro Cisneros .

A fines de abril, el secretario de Derechos Humanos y Justicia, Claudio Avruj, llegó a Catamarca con una misión: entrevistarse con la familia del sargento Mario Antonio Cisneros, alias “El Perro Cisneros”. Se trata de un emblemático militar muerto en un feroz enfrentamiento con los británicos en el monte Dos Hermanas el 9 de junio de 1982.

Hombre del Ejército e integrante del comando 602 con el mayor Aldo Rico, figuraba como uno de los 122 cuerpos sin identificar entre un total de 230 tumbas que se levantan en Darwin, Malvinas. A lo largo de todos estos años, su familia, y en especial su hermano Héctor Cisneros, primer presidente de la Comisión Nacional de Familiares de Caídos en la guerra de 1982, se negaron sistemáticamente a la identificación de los restos.

En su misión en Catamarca, Avruj se propuso convencerlos de que era buena hora para hacerse el análisis. Había altas probabilidades de que en su caso los exámenes dieran positivo. Cisneros es ahora el caído 91 que fue identificado en Darwin. Su tumba tendrá nombre y apellido.

“La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación se complace en informar un nuevo caso de identificación positiva en el marco del Plan Humanitario Malvinas”, se anunció este miércoles. Y se trata así del primer resto localizado y con identidad restituida en su tumba tras el viaje que hicieron los familiares de 90 identificados por el acuerdo británico argentino de fines de 2016. En ese viaje, financiado por Aeropuertos Argentina 2000, también viajó Avruj.

El acuerdo firmado en Londres le dio mandato al Comité Internacional de la Cruz roja para que, junto al Equipo Argentino de Antropología Forense, identificaran los restos de las tumbas que llevaban la lápida con la leyenda Soldado Argentino Sólo Conocido por Dios.

“La familia Cisneros ya fue notificada en dependencias del Archivo Nacional de la Memoria por el equipo interdisciplinario integrado por profesionales del Centro Fernando Ulloa, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), del Ministerio de Desarrollo Social y de la Escribanía General de Presidencia”, señaló la Secretaría de Derechos Humanos.

Esta informó también que se le hizo entrega a los familiares de efectos personales que, según pudo saber Clarín se trata de una cédula y de un cuaderno, que tal vez no sea del “Perro”, bautiza así por su “fidelidad” a la tropa, se indicó.

“La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, junto a todas las partes intervinientes, continúa llevando adelante las tareas necesarias para incrementar el número de héroes localizados e identificados, y de esta forma poder dar respuesta y consuelo a sus seres queridos después de 36 años”, señaló el comunicado

 

Fuente: Clarín