Tecnología

Cómo resguardar tu privacidad de los intrusos en WhatsApp

WhatsApp dejó de ser un servicio de chats dedicado exclusivamente a conversar con amigos, familia y grupos. Especialmente desde el lanzamiento de WhatsApp para Negocios, cada vez es más habitual usar la aplicación para temas económicos: desde los más pequeños de barrio hasta aerolíneas e, incluso, bancos.

Mantener las conversaciones privadas es indispensable y ese es uno de los motivos que llevó WhatsApp a incorporar el mismo cifrado punto a punto de aplicaciones tan preocupadas en la seguridad como Signal. Estados, notas de voz, mensajes de texto e incluso la ubicación compartida quedan convenientemente protegidos por una llave que solo conocen los dispositivos del emisor y del receptor.

Pero solo hace falta un descuido para que alguien pueda acceder a cualquier dispositivo donde tengas abierta una sesión y, con ello, que todas tus conversaciones queden expuestas. Para evitar este peligro, una de las primeras recomendaciones es tener un buen control sobre qué dispositivos mantienen nuestra sesión de WhatsApp abierta.

El sistema de la aplicación impide abrir una misma cuenta en varios dispositivos a la vez, pero sí que permite usar simultáneamente la cuenta en su aplicación oficial y en su versión para web, con la que puedes escribir mensajes y adjuntar archivos desde cualquier navegador, usando el teclado y el ratón si nos encontramos enfrente de un PC.

Para ver qué sesiones tenemos abiertas tan solo hace falta ir aConfiguración -> WhatsApp Web/Escritorio y cerrar todas las sesiones abiertas o tan sólo aquellas que nos parezcan sospechosas o que no reconozcamos. De este modo nadie podrá leer los mensajes en ningún dispositivo dónde se haya abierto sesión anteriormente.

Otra opción muy interesante es la de activar la Verificación en Dos Pasos. Con este método, cada vez que quieras abrir una sesión en un dispositivo nuevo, WhatsApp te pedirá un código PIN de seis dígitos. Además, lo irá solicitando de vez en cuando para confirmar que el acceso a la cuenta está en las manos correctas.

Por último, siempre es necesario proteger nuestros dispositivos con algún método de bloqueo. Ya sea un configurando un patrón, el reconocimiento facial, activando el lector de huellas dactilares o añadiendo una contraseña, siendo estos dos últimos los métodos más eficaces para evitar que nadie eche un ojo a los mensajes.

Fuente Clarín

Etiquetas