Policiales

Los 500 mil pesos de recompensa no tienen dueño

Los $500.000 de recompensa que ofrecía el Gobierno para la persona que aportara el dato que sirviera para detener a Máximo Abraham, por el momento, no tiene dueño. Y es muy probable que nadie se quede con ese dinero.

La fiscala Adriana Reinoso Cuello confirmó que recibieron al menos tres llamados que informaban sobre dónde podría estar “Maxi”. La Rioja, Puerto Iguazú y Bolivia eran supuestamente los lugares donde supuestamente estaba oculto el acusado del crimen de los policías Sergio Páez González Christian Peralta.

Sin embargo, después de que se concretara la detención del joven, quedó confirmado que la información era falsa, por lo que esas personas se quedaron sin chances de cobrar ese dinero.

“Es muy probable que esos datos hayan sido aportados para que se desviara la atención de la investigación. Si fue una comisión policial a La Rioja porque teníamos otra datos que se estaban investigando”, indicó una fuente cercana a la investigación.

Por otra parte, hasta el momento se sabe que la pista que llevó al arresto de Abraham fue investigada por personal de la Policía, que tampoco pueden cobrar los $500.000.

“La recompensa que pusimos como Poder Ejecutivo fue por pedido de la fiscala y del Ministerio Fiscal, quienes nos sugirieron hacer ese ofrecimiento para dar con el paradero del presunto asesino”, aseguró Jaldo. El vice gobernador agregó: “si es que la captura fue producto de la información surgida como consecuencia de esa recompensa será la fiscala la que disponga a quién se le dará la suma. El PE no tiene la facultad de pagarle a nadie si no tiene las instrucciones de la Justicia”.

“Desconocemos si es que hubo o no personas que hayan aportado información por la recompensa que ofreció el Gobierno”, comentó Claudio Maley, ministro de Seguridad.

Fuente: La Gaceta