País

Un niño de cinco años murió al ir sin casco y parado en la moto que conducía su madre, la imputan por homicidio culposo

El chofer del camión que los chocó también fue imputado de homicidio, por exceso de velocidad.

El conductor del un camión hormigonero fue imputado por homicidio culposo por la muerte de un niño de 5 años. Tras el análisis de las circunstancias del siniestro, el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio también imputó por el mismo delito a la madre de malogrado chiquito. El representante del Ministerio Público consideró que la mujer, en una actitud negligente, trasladaba en una motocicleta a su hijo en condiciones mucho más que peligrosas y a su entender ayudó en parte al trágico desenlace.

Ramos Ossorio interpretó que la conducta de Tamara Delgado es reprochable por conducir sin licencia y trasladar al menor sin casco y ubicado por delante suyo en la moto, sin observar los deberes de cuidados necesarios. El jefe de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas imputó a la joven madre del delito de homicidio culposo a raíz del accidente ocurrido el 23 de marzo de este año en la intersección de calles Tucumán y San Felipe y Santiago, en la capital de Salta. 

En la oportunidad, el menor de 5 años viajaba en un ciclomotor sin patente junto a su madre. Estaba ubicado parado por delante de la mujer y sin casco. En el cruce de las dos calles se produjo una colisión entre el ciclomotor y un camión hormigonero de una empresa constructora. Tras el impacto el niño salió despedido y producto de los golpes recibidos falleció, con diagnóstico de traumatismo encéfalo craneano grave, fractura y hundimiento fronto temporo parietal derecho, fractura en bisagra tipo h, hemorragia cerebral y subaracnoidea. Por el hecho fue imputado también el conductor del camión, Julio César Vázquez, por el delito de homicidio culposo en siniestro vial, ya que se pudo constatar que conducía a una velocidad superior a la permitida para un vehículo de tal porte, con total inobservancia de las reglas de tránsito.

En el caso de la madre del menor, el fiscal decidió su imputación en razón de las pruebas recogidas en la investigación, donde se pudo comprobar que conducía una moto que no era de su propiedad, sin chapa patente y que lo hacía sin tener licencia de conducir para hacerlo. Consideró además su decisión de trasladar al menor en un lugar no permitido (parte delantera del motovehículo) y sin haberle puesto un casco que podría haber evitado el resultado luctuoso.

La imputada habla

Tamara Delgado, al ser entrevistada por El Tribuno, dijo que no entendía por qué el fiscal Ramiro Ramos Ossorio de la noche a la mañana había apuntado la ley en contra suyo, y se pronunció en estos términos: “Yo estoy con tratamiento psicológico, jamás quise matar a mi hijo, me están revictimizando”. En tanto la cuñada de Tamara agregó: “Aseguran que la moto no estaba en regla, pero yo les digo que sí estaba, porque era mía y yo ya la reti ré”.

Tamara sostuvo: “Lo que pasa es que el camión que nos chocó no tenía frenos, no tenía la hoja de ruta e iba con exceso de velocidad. Es decir que es posible que la aseguradora no les reconozca el daño provocado y al imputarme a mí está compartiendo culpas”.

La mujer subrayó que “el camión ni siquiera tenía Revesa, estaba con los frenos en mal estado, no le hicieron las pericias totales porque lo entregaron ahí mismo, sobrecargado, en exceso de velocidad, se debe imputar también por homicidio al dueño del vehículo y a la empresa propietaria”. Delgado se quejó amargamente con el planteo del fiscal. “Me revictimizan para proteger, quizá, otros intereses”, se quejó

El caso

El lamentable y triste suceso tuvo lugar en las calles Tucumán y San Felipe y Santiago de esta ciudad, cerca de las 17.30. El menor viajaba junto a su madre en una motocicleta que colisionó con el camión, lo que provocó el desenlace fatal. El menor no tuvo chance alguna ya que viajaba parado sobre el chasis de la motocicleta que guiaba su madre sin ninguna seguridad.

La madre resultó con golpes leves, pero sufrió una profunda crisis al ver a su hijo muerto. Este hecho desnudó la tragedia de los niños transportados en motocicletas, pero además sumó una víctima fatal más a una estadística que muestra este año un escalón más de los estragos viales: los accidentes de motos se están cobrando por primera vez más víctimas fatales y heridos que los de automóviles y camiones juntos.

 

Fuente: El Tribuno

Etiquetas