Sociedad

Proponen más tarifa social para el servicio del agua

La factura podría incrementarse en más de un 30%, según el tipo de usuario y el consumo, mientras el ente regulador analiza cambios. El defensor del Pueblo considera que el número de beneficiarios de la tarifa social es escaso y que la empresa no puede cortar, sino restringir el servicio por mora.

La primera audiencia pública convocada por el Ente único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (Ersept) para debatir el aumento en la tarifa del servicio de agua y cloacas ha generado expectativas entre instituciones oficiales, organizaciones no gubernamentales y usuarios en general. A tal punto que para hablar hoy, desde las 8, en el teatro Orestes Caviglia de esta ciudad, se han anotado 50 expositores para plantear sus inquietudes acerca del desenvolvimiento del servicio.

Aún más, fuentes oficiales estimaron anoche  que la suba del servicio podría ser mayor a 30%, pero para aquellas franjas de clientes con mayor consumo del fluido. De todas maneras, habrá que esperar hasta la exposición de las autoridades de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) y la definición del ente acerca de qué aumento puede otorgarse.

En el medio, habrá dos propuestas que pueden modificar el esquema tarifario actual. Según trascendió, desde el Ersept se propicia el diseño de un plan para que, a la hora de facturar, no se tome en cuenta solamente la superficie y la zona del inmueble -como es en la actualidad-, sino también la relación el consumo, es decir, el consumo del cliente y su capacidad de pago. Para aplicar ese esquema, se requerirá modificaciones legales.

Para ese fin, los técnicos del ente regulador están estudiando los modelos que se aplican en Salta y en la Ciudad Autónoma y en el conurbano bonaerense.

Desde hace algún tiempo, el defensor del Pueblo de la provincia, Fernando Juri Debo, viene sosteniendo la necesidad de que la SAT amplíe el radio de beneficiarios de la tarifa social. Precisamente, ese será uno de los ejes de su exposición de hoy en el teatro Orestes Caviglia. “No puede ser que haya cerca de 160.000 usuarios que gocen de la tarifa social en el servicio eléctrico, mientras que en la SAT sólo alcanzan los 1.500 casos, por decir una cifra estimativa”, dijo ayer el ombudsman. A la vez, Juri Debo reclamará que el ente regulador cumpla el rol para el que fue creado, es decir, de control pleno sobre las empresas prestatarias del servicio. “El agua es un elemento primordial para cualquier persona; por lo tanto, la empresa no puede cortar su provisión, sino restringirla en caso de mora en el pago”, sugirió el defensor del Pueblo.

Entre otros, como expositores se inscribieron José García, titular de la Federación de Organizaciones en Defensa de los Consumidores y Usuarios (Fodecus), que será uno de los primeros en exponer. En la nómina también figuran el secretario de Relaciones Institucionales de la Capital, José Avignone, y hasta el intendente Germán Alfaro (29 en la lista), aunque su presencia no está confirmada. También se inscribieron los legisladores radicales Fernando Valdez, Adela Estofán y José María Canelada. Éstos últimos vienen cuestionando la calidad del servicio sanitario y pidieron explicaciones acerca de los fondos otorgados a la SAT para la ejecución de obras.

Fuente: La Gaceta