Sociedad

Transportadores de Carga de Tucumán realizan un paro total por tiempo indeterminado

La medida es por la difícil situación por la que atraviesa el sector.

La Asociación de Transportadores de Carga de Tucumán dispuso este sábado el paro total de actividades por tiempo indeterminado, a causa de la difícil situación por la que atraviesa el sector.

En un comunicado difundido, la entidad señaló: “en julio de 2017 advertimos y declaramos que el sector del transporte de cargas por carretera, estaba entrando en alerta por la difícil situación que venía atravesando”.

Asimismo, señaló que se estaba perdiendo la rentabilidad por el aumento de los costos operativos, la caída de la actividad económica y la presión tributaria. “Estábamos trabajando con rentabilidad mínima o nula, como le sucede a la mayoría de las pequeñas y medianas empresas. El continuo aumento de los costos, sumado a la elevada presión fiscal, nos obligaba a trabajar sin rentabilidad y hasta en quebranto”, agregó la entidad.

Hoy, a casi un año de esa declaración y sin ningún tipo de solución, la situación fue calificada por el sector como “dramáticamente peor”. “Las pequeñas y medianas empresas ya están quebradas. El cierre de la mayoría de ellas traerá de inmediato un impacto negativo muy fuerte en la mano de obra y, por ende, en la economía de la provincia”, dijo.

En este sentido, la asociación declaró: “nos encontramos obligados a dar inicio a una medida de fuerza extrema. A partir de la fecha, y por tiempo indeterminado, el sector parará sus camiones en todo el ámbito de la provincia y no se transportará ningún bien. De esta manera se da inicio a un paro total de la actividad”.

Asimismo, la entidad informó que se va a conformar de manera “urgente” una mesa de diálogo, no en exclusividad para el sector, sino que contemple “a todos los factores que contribuyen a la formación de precios”.

Finalmente, señaló que entre los puntos a considerar, se encuentran: la declaración de emergencia nacional del sector de transporte de cargas por carretera; el incremento de la tarifas de referencia; la disminución de los costos directos e indirectos (principalmente del combustible) y la disminución de la enorme presión fiscal.

 

Fuente: La Gaceta