País

El Gobierno busca bajar el gasto para convencer al Fondo

Las medidas de ajuste presentadas el viernes son apenas 0,15% del PBI de este año. Con el acuerdo con el Fondo, el ritmo de la reducción del gasto tomará una mayor velocidad

Cuánto será la meta de déficit primario de 2019 es un secreto guardado por Hacienda bajo llave. Por ahora, mantienen que el objetivo no se tocó y que es de 2,2% del PBI, 0,5 punto porcentual por debajo del de este año. No obstante, se sabe que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pedirá un ajuste a una velocidad mayor, reconocido por propios funcionarios, y hasta el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, manifestó que con los recortes anunciados el viernes buscarán que el rojo del año próximo se ubique por debajo del 2%.

El propio FMI, en un análisis sobre la sostenibilidad de la deuda en la Argentina, proyectó una estabilización del déficit primario en torno a 2% en los próximos años, y que no se alcanzaría a dar un superávit, tal como vaticinaban desde Hacienda para 2021. En concreto, hasta el 2019 las estimaciones eran iguales a las proyectadas de manera original por el equipo de Nicolás Dujovne, de una reducción del rojo que llevaría este año a un peso de 3,2% del PBI y, el próximo, a 2,2%. No obstante, desde Hacienda definieron, días antes de recurrir al Fondo, que en 2018 se buscaría llegar a 2,7%.

En 2020 se empiezan a bifurcar los caminos entre lo proyectado por el organismo y el Gobierno, más pesimista desde Washington: el FMI prevé un 1,9% en 2020, el Gobierno lo ve en 1,2%.

En 2021 para Hacienda ya habría superávit primario, aunque para el FMI el déficit será de 1,9% del PBI.

En esa línea, en 2022 las cuentas públicas mostrarán otro resultado favorable, según el Gobierno, mientras para el organismo el rojo primario alcanzaría el 1,8% del PBI, en una visión más pesimista.

Para los analistas, el esfuerzo fiscal debería ser de en torno a 1 punto del PBI el año próximo. Y, si este año se termina en el 2,7% anunciado oficialmente (e incluso quizá un poco por debajo, en torno a 2,5%), en 2019 se debería llegar a 1,5%.

“Creo que el FMI va a pedir un esfuerzo adicional. Ahora le meta es 2,2%. Me parece que la van a pedir mínimo 1,5% y capaz que negociando lo llevan a 1,7%”, sostuvo Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma. “No veo que se la dejen en 2,2% porque el esfuerzo fiscal del año que viene sería relativamente bajo y justamente lo que te demuestra lo que pasó es que tienes que acelerar. Y el Fondo no va a prestar para que se desacelere. Te va pedir mínimo que mantengas el ritmo”, manifestó.

Con respecto al recorte en el Estado anunciado el viernes, dijo que es más que nada una legitimación del ajuste que aporte en sí. De hecho, representa un 0,15% del PBI de este año.

Coincidió Guido Lorenzo, de la consultora ACM, para quienes en 2019 el déficit primario se ubicará de entre 1,5% y 1,7% del producto. “Son $ 234.000 millones, con un supuesto de recorte fuerte de subsidios económicos y en caso de no alcanzar, se avanzará con gasto en capital, aunque sea año electoral. Con el FMI adentro vamos a tener que cumplir las metas de 2% de crecimiento e inflación del 22%”, detalló.

Federico Furiase, de EcoGo, también dijo que “con el Fondo atrás, si este año termina en 2,5% probablemente se tenga que alcanzar un 1,5%. Eso supone un recorte de 1 punto como se vienen planteando las metas, solo que este año vas a terminar en un déficit más bajo que lo planteado inicialmente”.

El viernes el Gobierno anunció un plan de ajuste en el sector público en el que se congelan los ingresos al Estado, se recortarán los extras del salario (como bonificaciones y premios) y alrededor de 7000 personas verán su situación volverse menos estable ya que se darán de baja los convenios por asistencia técnica. Con esos cambios, estiman un ahorro fiscal de $ 26.400 millones para este año, según anunciaron Dujovne e Ibarra, en una postergada conferencia de prensa que tuvo que mudarse desde el Palacio de Hacienda a la Casa Rosada por una manifestación dentro del microcine donde estaba previsto el encuentro con la prensa de manera original.

Según detallaron, en la semana se publicará en el Boletín Oficial el decreto que dispondrá estos recortes. “Puede sonar a poco los $ 20.000 millones, pero si lo dividimos por cada uno de los argentinos, no es poco”, justificó Dujovne en el inicio. Luego Ibarra añadió otros $ 6000 millones por el aporte del Estado a empresas públicas y continuó con el detalle de dónde se focalizarán.

Fuente: Cronista

Etiquetas