País

La Reforma Laboral sin cambios en las indemnizaciones

El oficialismo está dispuesto a suprimir el punto más controvertido del proyecto para facilitar un acuerdo con el peronismo en el Congreso y distender la relación con la CGT

Consciente de su dificultad para construir mayoría legislativa en proyectos espinosos y en plena negociación con la CGT para evitar un paro general, el Gobierno está dispuesto a excluir de su plan de reforma laboral el capítulo referido al cálculo de las indemnizaciones.

De esta manera, se suprimiría del borrador oficial el punto que propone excluir del cálculo indemnizatorio “el sueldo anual complementario, los premios y/o bonificaciones, y toda compensación y/o reconocimiento de gastos que el empleador efectúe hacia el trabajador”.

Se trata del capítulo más resistido del proyecto de reforma laboral que el presidente Mauricio Macri envió al Congreso el 27 de abril último, tras el intento fallido de que sea debatido en diciembre de 2017.

“Nos parece bien el blanqueo laboral, ya que es una herramienta para reducir el trabajo informal y además permite fortalecer el sistema de seguridad social, pero rechazamos la modificación que quieren hacer del artículo 245 de la ley de contrato de trabajo. Esa modificación por el Senado no va a pasar”, advirtió Pichetto tras la cumbre con los gremios.

La CGT, en tanto, expresó mediante un comunicado: “El oficialismo incluyó un aspecto que impide su debate, que es la flexibilización del régimen de despidos”.

Los próximos pasos

Cuando se concrete la modificación, el oficialismo confía en avanzar con el resto del paquete laboral. Dan por hecho que reunirán los avales suficientes para avanzar con el plan de blanqueo laboral, que prevé eximir del pago de multas al empresario que regularice la situación de sus trabajadores, y para la creación de una agencia de evaluación de tecnologías de la salud, cuya finalidad será reducir el nivel de litigiosidad que existe hoy en contra de las obras sociales y fijar un nuevo programa médico obligatorio.

El sistema de prácticas formativas, que suplantará a las pasantías, es el otro capítulo que se impulsará, a pesar de que todavía genera dudas entre los gremios porque el pasante no recibiría un sueldo, sino una “asignación estímulo” que sería no remunerativa.

Tras una serie de encuentros con sindicalistas, el ministro de Trabajo,Jorge Triaca , comunicó en el gabinete lo difícil que sería avanzar con el proyecto laboral si no se quitara el artículo sobre las indemnizaciones. Su mensaje fue tomado también por el senador Esteban Bullrich, uno de los primeros legisladores oficialistas en reconocer públicamente que había que negociar y buscar consensos.

Fuente: La Nación