Sin categoría

Preso Vip: Denuncia los privilegios que recibe el asesino de su hijo

Miguel Antonio Lazarte aseguró que el único detenido por un crimen no está en la cárcel sino en un destacamento fronterizo.

“A mi hijo lo mataron a cuchilladas y de los cinco detenidos solo quedó uno, quien llamativamente sube a las redes sociales fotografías de su buen pasar en un destacamento de Aguas Blancas, donde se lo ve blandiendo armas blancas y cocinando exquisiteces, mientras nosotros sufrimos día a día la ausencia de nuestro querido Diego”.

El papá de la víctima de un inexplicable crimen dijo que se cansó “de golpear puertas para que este sujeto vaya a la cárcel, pero ahora está becado en Aguas Blancas (Provincia de Salta)”, dejó entrever.

El caso

En julio de 2017, Diego Lazarte regresó al mediodía de su trabajo. El joven era empleado en la panadería Maná de Orán. En ese momento recibió un llamado y salió en bicicleta, sin decir adónde. La familia siempre almuerza junta pero pasaron las horas y él no regresaba. Creían que se había ido a la casa de la novia.

Miguel Lazarte

Sin embargo, “a las 15.30 llegó una señora que, llorando, nos avisó que Diego estaba muerto en el hospital. Cuando fui a verlo ya estaba en la morgue. Le habían dado una puñalada en el abdomen. A las 6, la Brigada tenía ya 5 detenidos”.

“Un supuesto amigo lo había llamado a una junta de borrachos para que lo mataran”.

“A las 2 de la mañana me entregaron el cuerpo. Desde entonces busco justicia, solo eso y ¿que veo cada día? privilegios para los que delinquen”, dijo el atribulado papá.

Las investigaciones demostraron que “su amigo lo mandó a buscar empanadas y cuando volvió se armó una pelea y mi hijo se llevó la peor parte. Ahí quedó mi hijo solo”.

“De los cinco presentes entre ellos una mujer, todos huyeron. Después los detuvieron pero liberaron a cuatro”.

En la investigación, todos señalaron a un tal Sánchez como único culpable.

“El fiscal nos dijo que ahora el supuesto asesino pidió un careo y el tiempo del juicio se extiende más y más”, afirmó.

“Yo quiero denunciar que el asesino de mi hijo está en Aguas Blancas, cuando todos los oranenses que delinquen están en Orán, pero eso no es nada, el 31 de diciembre de 2017 el tipo subió fotos en la comisaría con cuchillos en la mano preparando comidas. Cómo puede ser que un asesino esté preso y maneje cuchillos en la celda”, se ofuscó el padre.

“Eso denuncié, y me llevaron hasta Aguas Blancas pero no pasó nada. Nadie sabe por qué está en Aguas Blancas y menos por qué tiene tanto privilegios. El fin de año llorábamos a nuestro hijo mientras que el preso la pasaba bomba en un calabozo con todos los privilegios. Desde entonces reclamé por todos los medios pero nada. El juicio aún está lejos porque están chicaneando”.

Según don Lazarte, “a pesar de que este sujeto tiene antecedentes, evidentemente también tiene quien lo banque. Y así sabemos que fue guardaespaldas de un conocido político de Orán. Todos lo conocían al tal Sánchez y él conocía a mi hijo. Sabemos que lo trasladaron y le dieron privilegios por sus vínculos, así están las cosas y eso no es justicia”, reflexionó.

Fuente: El Tribuno