Policiales

El taxista que mató a una manifestante será acusado de homicidio simple

El informe de la autopsia no coincidió con la explicación que dio sobre cómo se produjo el accidente. El taxista, entonces, quedará detenido por haber arrollado y matado a una manifestante en 9 de Julio y 24 de Septiembre.

El lunes al mediodía, María Rosa Zelaya se encontraba protestando junto con sus compañeros del Frente de Trabajadores del Interior en la zona de la plaza Independencia. Después de haber marchado hasta la Secretaría de Desarrollo Social, intentaron cortar el tránsito en esa esquina.

Por 24 de Septiembre transitaba a bordo de un taxi Fiat Palio Ricardo Escobar. Se encontró con el corte y aceleró, arrollando a la manifestante. Siguió su marcha por esa misma calle y se detuvo a la altura del Ente Tucumán Turismo. Cuando los allegados de la víctima intentaron detenerlo, huyó rápidamente del lugar. Finalmente lograron detenerlo en Moreno primera cuadra.

Ayer se presentó ante el fiscal Washignton Navarro Dávila. Según confiaron fuentes judiciales, Escobar habría declarado que él avanzó cuando las fuerzas de seguridad le habían dado paso para que se transite por media calzada. En principio, habría aclarado que huyó del lugar después del accidente por temor a sufrir represalias.

Sin embargo, el informe de la autopsia no coincide con sus dichos. La víctima presentó lesiones en ambas rodillas (se sospecha que allí sufrió el primer golpe); escoriaciones en diferentes partes del cuerpo (indicio de que el auto le pasó por encima y que la arrastró varios metros); y un traumatismo encéfalo craneano severo (podría haberle aplastado la cabeza con el auto).

Otras medidas

El fiscal también habría tenido en cuenta las palabras de varios testigos para ordenar la detención del sospechoso. Lo acusó de homicidio simple, y no culposo, por lo que la pena podría ser más fuerte.

Navarro Dávila pidió una serie de medidas para tratar de esclarecer el hecho. Entre las más importantes aparecen las imágenes de las cámaras de seguridad que deberían haber tomado el momento del percance.

Además, están esperando el informe para determinar si el vehículo en el que se movilizaba el taxista tiene algún tipo de daño que confirmaría o descartaría un ataque de los manifestantes.

Fuente: La Gaceta