Sociedad

Voces a favor y en contra sobre el uso de las luces bajas de día en la Ciudad

Conductores de diferentes vehículos opinaron sobre la medida municipal que ayer entró en vigencia.

Quien ayer haya estado sobre un vehículo seguro tuvo como tema de conversación la nueva medida municipal que obliga a usar las luces bajas durante el día en las calles y avenidas de San Miguel de Tucumán, y que entró en vigencia ayer. Taxistas, motociclistas, ciclistas y conductores de automóviles cuyas opiniones resultaron muy contrapuestas. ¿Tendrá incidencia en la disminución de siniestros?, fue la primera pregunta que contestaron.

La Subsecretaría de Tránsito y Transporte, área municipal que impulsa la medida, explicó que la resolución se basa en la Ley Nacional de Tránsito (que obliga a usar luces bajas de día en las rutas), que dispone que los organismos municipales son autoridades de aplicación y que también podrán dictar disposiciones exclusivas “siempre que sean accesorias a la norma y se refieran al Tránsito”. Es por ello que se decidió extender el uso de las luces a la ciudad. Durante 60 días no se labrarán actas de infracción y se concientizará a los conductores.

Automovilistas

Eduardo Figueroa y Raúl Monasterio tienen como parada fija la esquina de Maipú y Santiago del Estero. Mientras esperaban pasajeros, hablaban sobre la nueva norma. “Esa medida es para los problemáticos que andan por fuera de la ley; esos que no manejan como tienen que hacerlo. Lo mismo pasó cuando nos llenaron de lomos de burro. Sirven sólo para romper el auto. Yo ando lúcido trabajando y esa medida no me sirve de nada. La autoridad falla: debería multar a quienes cometen infracciones, primero”, sostuvo Monasterio. Su compañero taxista agregó que en el verano se verán las consecuencias: “¿cómo voy a andar por el centro con las luces bajas con semejante temperatura que hace en diciembre o en enero? Me va a afectar la batería y las lámparas, seguro”.

Para Hugo Burgos, un vecino de San Miguel de Tucumán nacido en Salta, dijo que cree que ayuda mucho a la visibilidad el uso de luces bajas. “Yo les hago señas a todos los que puedo para que enciendan las luces. De esa manera se los ve unos segundos antes. En Córdoba me ayudaron a entender mejor lo de las luces bajas encendidas: hace unos años me hicieron dos multas por la misma infracción en un solo viaje. Ahora las enciendo desde que salgo de casa”, contó Burgos. En cambio, para Anahí Rubio, otra vecina, no tiene sentido durante el día: “no entiendo para qué luces de día en el ejido urbano. Eso va a implicar cambiar más las lamparitas. Durante el día la luz queda neutralizada con el sol”.

Motociclistas

“Seremos más visibles”. La frase de Alfredo Pereyra, referida a la nueva norma, es contundente. “Somos los más expuestos en el centro. Eso lo demuestran los accidentes. Todos los días hay motociclistas muertos”, sostuvo Pereyra.

Por su parte, Félix Díaz, otro motociclista que confesó que por día recorre unos 70 km por toda la ciudad, resaltó que sí lo beneficia la medida, porque con el visor del casco se reduce la visión. “Tendremos más claridad cuando los autos se acerquen”, añadió.

Otro joven que estaba a su lado y que trabaja en obras de construcción opinó que para esos días en que hay niebla o que llovizna vendrá muy bien la obligatoriedad del uso de luces bajas en la ciudad para evitar accidentes en el ejido municipal. “De todas formas, las motos nuevas ya vienen con encendido de luces automático. Lo que cambia es cómo veremos a los otros”, dijo Alejandro Alzogaray.

Ciclistas

Meta Bici Tucumán es un grupo de ciudadanos que fomenta el uso de la bicicleta como medio de movilidad sustentable, saludable y socialmente transformador en Tucumán (antes se llamaba Ciclovías Tucumán). Por ello, la consulta a esta agrupación era necesaria. Joaquín Vuoto, presidente de Meta Bici, consideró que usar las luces bajas de día en la ciudad es una buena costumbre. “Yo lo hago cuando ando en auto. Conozco otras provincias en las que es obligatorio su uso. Está bien como hábito, pero más allá de eso creo que no tendrá influencia significativa en la siniestralidad del tránsito en la ciudad”, opinó Vuoto. Por otra parte, sostuvo que lo más importante es concientizar y educar en vialidad de manera seria y constante en escuelas secundarias o en el momento en que se renuevan los carnets de manejo.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas