Policiales

Los defensores en el juicio por Paulina se quejan por las detenciones de policías

Adelantan planteos recusatorios. Los abogados de los imputados por el encubrimiento se quejaron de la medidas contra tres comisarios que declararon como testigos

La detención del ex comisario general Raúl Antonio Ferreyra encendió las alertas entre las defensas de los imputados. Ayer, mientras declaraba como testigo el ex jefe de Policía José Dante Bustamante, los abogados no ocultaron su preocupación. En algunos se veía nerviosismo. Las interrupciones fueron constantes durante la audiencia y el tribunal tuvo que advertir a las partes sobre esa situación.

“No he podido hacer dos preguntas de manera consecutiva”, se quejó Emilio Mrad, representante de la querella, ante las constantes interrupciones de algunos de los abogados de los acusados, mientras indagaba a Bustamante.

El modo en que son formuladas algunas preguntas a los testigos suele ser uno de los principales motivos de queja de las partes. Los jueces Carlos Caramuti(presidente), Dante Ibáñez y Rafael Macoritto ya advirtieron en más de una oportunidad a los letrados para que, cuando formulen ese tipo de reclamos, no aprovechen para introducir datos al testigo que induzcan su respuesta.

En esos casos, el tribunal suele reformular la pregunta para evitar reclamos que provoquen demoras innecesarias. “Les llamo la atención; lo que estamos haciendo es dirigir el debate para avanzar”, aclaró Caramuti.

Ayer, mientras la querella indagaba al testigo, el vocal Macoritto le reclamó a Gustavo Morales, abogado del ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella, que “no haga gestos a su cliente”. Aludía a intervenciones verbales de Morales, mientras se indagaba al testigo.

Gustavo Carlino, defensor del ex jefe de Policía, Luis Nicolás Barrera, consideró que la detención de Ferreyra “va a marcar un antes y un después” en el debate, que comenzó hace cuatro meses. “Los que tienen que venir lo harán con miedo de terminar presos”, aseveró.

“Cuando los testigos no son complacientes con la querella, cambian su posición de que iban a pedir las medidas por falso testimonio en la etapa de alegatos y solicitan la detención de testigos”, agregó.

Morales, en tanto, se refirió en duros términos a los magistrados. “Todo esto pone de manifiesto una parcialidad del tribunal. Es preocupante”, sostuvo, y adelantó que no descarta “un planteo recusatorio por parte de esta defensa”.

“Transformaron la privación de la libertad en un instrumento extorsivo. Son complacientes y tolerantes con algunos testigos que fueron mentirosos”, expresó.

Luis Chaván, representante del ex jefe de Policía, Hugo Raúl Sánchez, también se quejó. “Nos pusieron una ley mordaza respecto de la detención de Ferreyra. Primó la verdad de (LuisNúñez. No se entiende la detención”, opinó.

La querella responde

Según Mrad, los oficiales de alto rango que declararon “les dieron protección a quienes era sus superiores”. El querellante consideró que, de ese modo, “también les dejan un mensaje a todos sus camaradas que todavía deben venir a declarar”. “Tendrían que haber dicho la verdad y no generar confusión. Mienten deliberadamente”, dijo.

Alberto Lebbos, padre de la víctima, se refirió a los policías que todavía no declararon. “Les pido que digan la verdad y dejen de proteger a asesinos”, expresó.

“Los policías de bajo rango vienen a declarar con pánico; y los de alto rango, se presentan con soberbia, creyendo que pueden mentir descaradamente”, concluyó.

Fuente: La Gaceta