País

La CGT exige reabrir paritarias para evitar el paro

Dujovne, Peña y Quintana encabezarán la reunión con la cúpula sindical que ya insiste en reclamar una suba salarial adicional de 6% como condición para no llamar a una huelga

Tras la escalada de protestas de las últimas semanas, el Gobierno finalmente admitió ayer que era el momento de intervenir antes de que el escenario de conflictividad resulte inmanejable. Con esa premisa de fondo, la Casa Rosada convocó para hoy a un grupo de referentes de la primera línea de la CGT en la apuesta de activar un espacio de diálogo y poner en suspenso el nuevo paro general que la central obrera prepara para antes de fin de mes.

Los sindicalistas, que luego de una evaluación interna aceptaron anoche reunirse con los funcionarios de Mauricio Macri, reclamarán en el encuentro que el Ejecutivo habilite la urgente renegociación de los acuerdos salariales firmados con la pauta del 15% como condición para dar marcha atrás con la medida de fuerza. Si no prospera un entendimiento en ese sentido, la cúpula cegetista activará en forma inmediata la oficialización de la tercera huelga general contra la administración macrista. “Vamos a ir a escuchar lo que tengan para decirnos. Pero si no hay un gesto concreto para descomprimir la situación social seguiremos adelante. La decisión del paro ya está tomada, solo resta definir la fecha”, confió anoche a este diario uno de los dirigentes gremiales que concurrirá hoy a las 11.30 a la reunión en Casa Rosada.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana; y el número dos del Ministerio de Trabajo, Ernesto Leguizamon, integrarán la delegación oficial que recibirá a los sindicalistas. Concurrirán los triunviros Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, y los dirigentes Andrés Rodríguez (Upcn), Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad).

Pese a los cuestionamientos a las líneas principales del programa económico de Cambiemos y a la decisión del Ejecutivo de volver a negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que alimentan el malestar sindical, la conducción de la central obrera irá con el reclamo de un gesto concreto de la Casa Rosada para analizar la suspensión del paro. Pretende que el Gobierno habilite la inmediata rediscusión de los acuerdos salariales firmados durante el primer cuatrimestre del año, que cerraron con aumentos del 15%, y permita a los gremios de esas actividades suscribir sumas adicionales de entre 5% y 6% de manera de compensar la aceleración de la inflación. Además, los sindicales esperan conocer detalles del plan que evalúa el Ejecutivo para reducir el déficit fiscal, como reclama el FMI. “Queremos saber, pero no seremos socios en ningún ajuste”, advirtió otro gremialista.

Cerca del triunvirato cegetista reiteraron que de no lograr avances con su reclamo, hoy mismo por la tarde se reunirá el consejo directivo de la entidad para oficializar la fecha del paro. Un fracaso del diálogo con los funcionarios interpretan en los gremios sería decisivo para acelerar la realización de la huelga el próximo jueves 14 (la misma fecha que evalúa Hugo Moyano para el paro de Camioneros) o a lo sumo en la semana del 18 de junio.

Hasta la semana pasada el diálogo entre el Gobierno y la CGT estaba prácticamente bloqueado, al punto que desde la central habían rechazado cualquier posibilidad de un encuentro con los colaboradores de Macri. Sin embargo, la decisión del Ejecutivo de poner en suspenso el tratamiento de sus proyectos de reforma laboral en el Senado, que tanta bronca provocaron en los gremios, permitió reactivar algunos contactos informales que facilitaron la organización de la cumbre que hoy mantendrán en la Casa Rosada.

Fuente: Cronista

Etiquetas