País

En dos procedimientos incautan más de cien kilos de cocaína

El primero se realizó en el puente internacional de Aguas Blancas. Hubo tres detenidos.El otro fue en Santiago del Estero. Dos vecinos de Orán llevaban la droga en un cilindro.

Con la intervención del Juzgado Federal de Orán, personal de fuerzas nacionales incautaron en las últimas horas 110 kilos de cocaína. El primer operativo fue reportado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que informó que a través de agentes de la Aduana secuestró 60 kilos de cocaína, valuada en 605.000 dólares, durante un procedimiento realizado en la frontera con Bolivia. La acción se concretó en el puente internacional que une las localidades de Aguas Blancas (Argentina) y Bermejo (Bolivia).

De acuerdo con la información suministrada por el organismo, la droga fue descubierta por funcionarios aduaneros durante la requisa de una camioneta procedente del vecino país. Ante las sospechas de que sus ocupantes transportaban algo extraño en la unidad, se procedió al realizar un control exhaustivo. Para ello se utilizó un camión escáner a través del cual los pesquisas detectaron la presencia de elementos extraños en ambos laterales de la camioneta Toyota Dundra, última generación, con patente de Bolivia.

Con estos datos las autoridades de Aduana realizaron las consultas del caso al juez Federal de Orán, Gustavo Montoya, quien ordenó que se efectuara la verificación de los objetos radiografiados por el escáner. Las fotografías emitidas por el moderno equipo mostraban nítidamente la presencia de paquetes rectangulares en la caja. Con esta información a los inspectores aduaneros nos le quedó ninguna duda de que se trataba de trafico de droga

Fue así que se descubrió que a la altura de los guardabarros traseros de la camioneta se habían realizados sendas aberturas de unos 20 centímetros de diámetro, por donde introdujeron los paquetes de cocaína. En total extrajeron 55 “ladrillos”, que contenían 60 kilos de cocaína de máxima pureza. En presencia de testigos convocados para la ocasión, personal de Gendarmería Nacional procedió a la detención de los ocupantes de la Toyota. Se trata de dos hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad boliviana, quienes fueron trasladados al Escuadrón 20 Orán. Ayer el juez Montoya se trasladó hasta las instalaciones del predio de Gendarmería para verificar la situación de los detenidos antes de convocarlos para su indagatoria.

El secuestro de este cargamento de droga fue atribuido al estricto control que realiza Aduana en todos los vehículos que ingresan del vecino país por el puente carretero. En este caso, el uso del moderno escáner resultó vital para descubrir, en cuestión de minutos, los paquetes de droga camuflados en la estructura de la camioneta.

En Santiago

El otro procedimiento se realizó en Santiago del Estero, donde la Gendarmería interceptó una camioneta Renault Duster que había salido de Orán. A partir de directivas del juez federal Gustavo Montoya se efectuó un seguimiento del vehículo sospechoso, cuyos ocupantes tenían sus celulares interceptados. Fue así que cuando estos se comunicaron con sus cómplices los agentes pudieron comprobar que transportaban droga. Durante la requisa de la unidad comprobaron que llevaban 50 kilos de cocaína oculta en el cilindro de gas.

Se informó que los dos detenidos son vecinos de Orán.

Fuente: El Tribuno