Deportes

Nuevamente intervinieron a Bilardo, le colocaron una válvula y está en terapia

Con 80 años recién cumplidos, y a raíz de los problemas de salud que comenzaron a aquejarlo desde el jueves 31 de mayo al ser diagnosticado con hidrocefalia crónica del adulto (síndrome de Hakim Adams), el doctor Carlos Salvador Bilardo fue sometido ayer a una intervención quirúrgica que ya estaba prevista y en la que le colocaron una válvula ventriculoperitoneal, y en su círculo íntimo confían en que evolucione bien y pueda así retomar sus actividades en poco tiempo.

El ex jugador y entrenador de Estudiantes sufrió una dilatación ventricular en su cerebro, una enfermedad que es la única relacionada con el deterioro cognitivo que puede curarse con una intervención qui

Por tal motivo, la operación que se le realizó ayer debería ayudar ahora a que el técnico campeón del mundo en 1986 con la Selección Nacional siga recuperándose de la mejor manera.

El “Narigón” fue intervenido en el Hospital Sagrada Familia por el doctor Mariano Pirozzo, neurocirujano formado en el Hospital de alta complejidad El Cruce.

Si bien en estos días no hubo partes oficiales, su hermano Jorge reveló que “el viernes pasado estuvimos muy asustados, tuvo un problema de presión, le dieron una medicación equivocada porque él es alérgico y todo se complicó. Tenía la lengua muy hinchada y no podía respirar”.

El hermano del doctor destacó que “todo el sanatorio se portó muy bien. El presidente de la AFA, Claudio Tapia se puso a disposición, lo mismo que el presidente Macri, que habló con mi cuñada”.

Los familiares del Doctor reconocieron además que en el último tiempo, luego de que lo echaran de su histórico programa de radio -lo hizo por más de veinte años-, el ex Campeón del Mundo “estaba un tanto deprimido, dado que lo disgustó mucho la forma que tuvieron de comunicarle la decisión. Fueron muchos años”.

En marzo pasado, de hecho, a propósito de su cumpleaños, el propio Bilardo contaba que “me echaron mal. Como un perro. Nadie me avisó; ni una explicación, nada. El portero nomás. Guardia, en realidad. Portero no, está mal dicho. Es guardia de seguridad. Me conoce de años. Vino y me dijo: ?usted, Carlos, no está más?. Chau. Y todavía, te juro, no sé por qué. No sé qué hice”.

Confianza

En la mayoría de los casos, la enfermedad que padece Bilardo no presenta causas aparentes, pero los médicos aseguran que podrían desencadenarla ciertas obstrucciones, traumatismos, meningitis u otras infecciones o hemorragias.

“Una vez que la afección fue detectada -apunta la neuróloga platense Diana Cristalli-, el tratamiento consiste en la implantación de una válvula para derivar el líquido cefalorraquídeo desde el cerebro hacia el abdomen, donde es absorbido. El paciente puede mejorar ostensiblemente con el tratamiento específico y retomar sus actividades cotidianas”.

 

 

Fuente: El Tribuno