Policiales

Pese a la resistencia de familiares logran detener a un peligroso delincuente

Foto de Archivo

El hombre se encontraba en su auto estacionado al frente de su casa cuando personal policial se acercó a él. En el rodado había elementos robados y dos armas tumberas.

Personal de la Brigada de Investigaciones Norte realizaba recorridos preventivos cuando en el kilómetro 7 y medio de la ruta 315, a la altura de la cancha del club Villa Carmela, vieron un Chevrolet Astra estacionado al frente de la casa de un conocido delicuente que cuenta con un frondoso prontuario.

Al lado del auto había cinco hombres parados que ingresaron rápidamente al domicilio cuando vieron al personal policial, quedando solamente un joven de 23 años de edad junto a un hombre de 50 que se identificó como Ramón Mellican.

Mellican afirmó ser remisero y que acababa de realizar un viaje a los hombres que habían ingresado raudamente a la vivienda. Mientras tomaban la declaración del hombre los efectivos advirtieron que en el interior del rodado había dos armas tumberas y un televisor, por eso disponen el traslado de los sujetos.

En ese momento mujeres y niños, familiares del remisero, salieron de la casa y comenzaron a agredir a los policías intentando evitar el procedimiento, pero no lo lograron. Fueron trasladados a la comisaría donde quedaron aprehendidos por disposición de Fiscalía de Turno.