Policiales

En la causa de las 4×4 hubo condenados 15 años después, pero nadie irá a la cárcel

El TOF condenó a seis de 13 acusados, entre ellos a Tomas -supuesto líder- y al ex fiscal Musi, pero dio por cumplida las penas

El Tribunal Oral Federal (TOF) condenó ayer a Pedro José Tomas a ocho años de prisión, al declararlo culpable, y en reiteradas oportunidades, de los delitos de uso de documentos adulterados de personas y vehículos, y de falsificación ideológica. También halló responsable al ex fiscal Héctor Alfredo Abraham Musi de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, además de cometer irregularidades en la elaboración de instrumentos públicos. Por ello, fue sentenciado a tres años de prisión y a cuatro de inhabilitación para ejercer funciones públicas.

Ambos han sido condenados en el juicio oral por la comercialización de autos “mellizos”, un caso que data de 2003 y que fue conocido como el de las 4×4. Sin embargo, no terminaron en la cárcel debido a que en el mismo fallo, por mayoría, el TOF dio por cumplidas las penas. Los vocales María Alicia Noli (presidenta) y Carlos Enrique Jiménez Montilla votaron a favor de la decisión; mientras que el juez Juan Carlos Reynaga lo hizo en disidencia parcial, al considerar que hubo lavado de activo, lo que hubiera elevado la pena.

Junto con Tomas y Abraham Musi, otros cuatro acusados fueron considerados culpables, pero también se retiraron libres y caminando de la sala de audiencia, en Chacabuco y Crisóstomo, en la capital. Ellos fueron Hugo Jorge Tarifa (seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos); y Alejandro MartoniFrancisco Javier Abascal, y Fernando Eduardo Escobar (tres años), a raíz de acciones que van desde abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario, hasta falsificación ideológica y encubrimiento.

El debate oral se inició el 11 de abril pasado por “falsificación de documentos públicos” y estaban acusados, en total, 13 personas. Y en el requerimiento a elevación a juicio, habían sido incorporados casos de alrededor de 50 vehículos, pericias y un centenar de testigos.

De esas 13 personas, fueron absueltas, a su vez, siete ciudadanos, tanto por el principio de la duda como por haber cumplidodo la prisión preventiva: Sandra Elizabeth AbascalAna Lucía GovettoVíctor Hugo BritoHugo Gerónimo LazarteLeonardo Armando RodríguezEduardo José Valdiviezo y Ángel Raúl Argañaraz.

“Me voy tranquilo porque absolvieron a mi ex señora, madre de mis hijos, Ana Govetto, y me dieron por cumplida la pena. Me voy conforme, pese a que fue abultada la condena”, dijo Tomas, quien había estado detenido tres años por este caso. “Se sobreseyó a personas que estaban en mi entorno y que no tuvieron nada que ver. No hubo ninguna organización. No me siento culpable, he cometido errores”, añadió el empresario. Tomas dijo que volverá a residir en Buenos Aires para “volver a trabajar”.

“Esperaba la absolución. Pero, si bien me dieron una pena de tres años, el Tribunal la dio por cumplida. Esa decisión me permite seguir trabajando”, manifestó Musi, por su parte. “El Ministerio Público Fiscal hablaba de siete años de condena, algo que me pareció exagerado porque no existieron pruebas. Quedo establecido que no firmé nada”, agregó.

En su alegato, el Ministerio Público Fiscal, representado por Pablo Camuña, había señalado a Tomas como participe en diferentes hechos. Lo consideró líder de una organización que se dedicaba al lavado de activos de origen delictivo, a través de la compraventa de vehículos “mellizos”. También planteó la colaboración de funcionarios de la Fiscalía IV° en 2003, entre ellos, el entonces fiscal provincial Abraham Musi y el secretario Tarifa, imputados hasta ayer por emitir oficios “apócrifos”. En otras palabras, con base en la investigación en primera instancia, definió quiénes habían trabajado desde la Justicia; quiénes se encargaron de la falsificación de documentos; y a los que pusieron en circulación vehículos “provenientes de un delito, como un robo”.

“Lavado de dinero”

El Tribunal condenó a seis de los 13 acusados por falsificación de documentos públicos y de personas y vehículos, pero no consideró la figura de “lavado de dinero”, como sí lo había valorado el MPF.

El fiscal Camuña se mostró disconforme, tras conocer el fallo, en particular sobre la exclusión del delito de lavado de activos. Remarcó que ahora espera conocer los fundamentos de la sentencia, que se conocerán el próximo viernes 22.

“Musi es totalmente inocente. Hay una orfandad probatoria (sin pruebas) clara. El doctor Musi es una persona pobre, que vive en el Instituto de la Vivienda (Ipvdu). El lavado de activo cayó porque no hay bienes y no está el dinero del lavado de activo”, expresó Agustín Guerineau, defensor del ex funcionario judicial.

Los patrocinados de los condenados ya anticiparon que recurrirán en Casación el fallo, a pesar que se les dio por cumplida la pena.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas