País

El sector empresarial aceptaría subir los sueldos

Consultados varios directivos sectoriales, hubo un consenso en que el Gobierno marcó la cancha ante la CGT pero que tiene lógica por la aceleración de la inflación.

La decisión del Gobierno de habilitar, por decreto, una suba de 5% adicional para las paritarias ya cerradas (a cuenta de la futura revisión) fue recibida por el sector empresario como un intento por parte de las autoridades por marcar la cancha y calmar las aguas, en momentos de gran tensión con el sindicalismo. Pero no generó sorpresas, ya que todos los sectores que firmaron convenios en torno al 15% para todo el año sabían que tendrían que reabrir la discusión en el corto plazo con sus respectivos gremios. No es una novedad que la inflación superará largamente la pauta oficial; y las empresas lo saben desde hace tiempo. Por eso, dar un 5% adicional no les genera preocupación. La discusión llegará más hacia fin de año, cuando deban revisarse los convenios y definir cuánto será el aumento total, coincidieron varios empresarios consultados por El Cronista.

 

“El Gobierno marcó la cancha para que no se llegue a una discusión complicada en este momento. Es un paliativo para no tener que reabrir las negociaciones y esperar hasta fin de año para ajustar”, afirmó el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, quien agregó que “adelantaron la discusión que todavía no se había dado, pero con lógica”. “Creo que es correcto. Te dan la posibilidad de ofrecer un 5% más, llegar así al 20% y aguantar a fin de año”, señaló el empresario aceitero.

Acevedo enfatizó que sabían que después del cimbronazo, los aumentos de salarios no se mantendrían en 15% porque la inflación se dispararía más allá de la meta. En ese marco, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) proyectó que los precios en el año aumentarán 27%.

Por su parte, el secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, reiteró lo que hace días había planteado el presidente de la institución, Jorge Di Fiori: “se sabía que el acuerdo firmado del 15% iba a tener que ser revisado a la brevedad”. “Somos conscientes de que si bien es cierto que hay una situación compleja en el sector de comercio por la caída en las ventas, la presión fiscal que sigue alta y el aumento de tarifas, que impacta mucho, también hay una realidad y es que lo que se preveía como inflación para el año no va a suceder”, manifestó el directivo.

El acuerdo de comercio fue pactado en dos cuotas: una en abril de 10% y la segunda, en agosto, del 5%. “Así que ahora nos sentaremos a conversar. Nuestro sector siempre negoció de la mejor manera con el gremio y en esta oportunidad no va a ser la excepción. Lo importante es ver la situación de ambos lados: desde el asalariado, pero también desde el comerciante, ya que si no se vende, no se pueden pagar los sueldos“, agregó.

Desde la construcción, el presidente de la cámara, Gustavo Weiss, planteó que “si el Gobierno acordó con la CGT que pueden pedir una recomposición del 5%, casi con certeza el gremio lo reclamará y se va a tener que dar”. “Todos sabemos que la inflación va a estar por encima del 25% y veo al Gobierno adelantándose, tomando la iniciativa de ofrecer algo que tarde o temprano se iba a tener que otorgar por pedido de los sindicatos”. Este sector también cerró un aumento del 15% en dos tramos.

Fuente: Cronista