Mundo

Wall Street celebra el acuerdo con el FMI

Analistas de Wall Street celebraron el acuerdo de Argentina con el FMI y señalan que la suma que será otorgada (50.000 millones de dólares) es superior a lo que los mercados esperaban. Los expertos señalan en que es un gran paso para restaurar la confianza y, advierten, que la disciplina fiscal esta vez debe ser “en serio”.

Para Gabriel Torres, analista de deuda soberana de Moody´s, “la cantidad anunciada es más de lo que el mercado esperaba. El acuerdo en general es positivo y le está dando un respiro al Gobierno. Le reduce a cero el riesgo de financiamiento externo por lo menos de acá a las elecciones. Además, va a poder avanzar con su consolidación fiscal. Es decir, bajar el déficit. Por supuesto la gran pregunta es si lo van a lograr.

Torres cree que “el Gobierno sabe que ésta es una meta ambiciosa. Está bajando un poco más de un punto o alrededor de un punto de una meta que ya habían bajado. La prueba va a ser el año que viene, que es un año electoral”.

Respecto de si el acuerdo podría afectar las chances de la reelección del presidente Mauricio Macri, Torres señaló que “el Gobierno está haciendo una apuesta clara: lo que ellos tienen para ofrecer a la sociedad es estabilidad macroeconómica y mejora en algunos de los números, aún cuando haya un costo en el corto y mediano plazo en la economía. Veremos si la población está de acuerdo”.

Fernando Losada, economista senior para América Latina de Alliance Bernstein, dijo que el acuerdo, “por su tamaño y por la naturaleza de las condiciones del préstamo, es muy positivo para Argentina. Por una combinación de factores externos y domésticos, algunos inversores habían perdido confianza en el país y este anuncio es un paso en la dirección correcta para restaurar esa confianza”.

Resultado de imagen para argentina fmi

Para Losada, “la cifra es más alta de lo que esperaba el mercado, y eso debería reducir mucho las preocupaciones acerca de la financiación de las obligaciones del Gobierno hasta bien entrado el 2020. El programa representa casi 12 veces la cuota del país con el FMI, un monto inusualmente grande, que sugiere que el Fondo tiene un interés particular en que la economía de Argentina se estabilice. Es importante observar que el Fondo estuvo dispuesto a aprobar un programa que va más allá del período presidencial actual”.

Sobre las pautas pactadas con el FMI sobre déficit, inflación y rol del Banco Central, señaló que “las metas fiscales están en línea con lo que esperaba el mercado. La de este año no es muy punzante, pero a partir de 2019 el ajuste fiscal va a ser más fuerte. Argentina no se puede dar el lujo de violar las metas fiscales el año próximo si quiere mantener acceso fluido al financiamiento del mercado, así que esta vez la disciplina fiscal tiene que ser en serio”.

Respecto de las otras condiciones dijo que “las metas de inflación son más realistas, aunque desviarse de ellas (por poco) no sería tan costoso. El requerimiento de mayor independencia del Banco Central también es positivo, debería resultar en una ejecución más limpia de la política monetaria”.

Mauro Roca, director ejecutivo de TCW Funds, cree que “el acuerdo es muy positivo por varias razones”. Primero, señala, “por el elevado monto, que le va libertad al Gobierno para evaluar cuándo y cómo retornar a los mercados internacionales. El financiamiento da un paraguas importante para facilitar el cumplimiento de las metas”.

En segundo lugar, “el mix de política resultante es más consistente y por lo tanto más creíble. Esta es la parte más importante del acuerdo”. Además, “mejora notablemente la implementación de la política monetaria, dotando al Banco Central de mayor independencia y libertad de acción. La eliminación de toda financiación al Tesoro es un cambio radical que puede producir un cambio estructural en los determinantes de la inflación”. Además, “se le da una solución muy acertada al tema de las Lebacs, que termina reforzando el balance del Banco Central”.

Imagen relacionada

Roca cree que, desde el punto de vista de política económico y financiamiento, el programa “superó todas las expectativas. El único desafío será la negociación política con la oposiciónpara asegurar su apropiada implementación”.

Jefe de inversiones de Greylock Capital, Diego Ferro ve “muy positivo” el acuerdo. “Fue una buena negociación y supera las expectativas que habían generado en el mercado”. Respecto de la cifra acordada, cree que es “suficiente”. Y, sobre las metas fijadas, señalo que “si se hubieran implementado originalmente quizá Argentina no estaría en el problema que está ahora. Las medidas me parece que son lo importante, porque son mucho más creíbles. Las medidas, junto con el plan, deberían funcionar”.

Ferro señala que el Gobierno debe trabajar sobre la implementación y cree que “se perdió mucha credibilidad”, aunque “se puede ganar cuando se vea que el Gobierno está comprometido a implementarlas. Si se demuestra que hay un ministro de Economía con más autoridad, un presidente del Banco Central con más autoridad y con la habilidad de implementar las políticas correctas, yo creo que se puede. Lo que hay que poner el foco es en la implementación”.

FUENTE: Clarín