Policiales

Un menor inimputable confesó un crimen con sello narco en El Sifón

Un joven, de 22 años, murió el viernes al recibir un disparo de arma de fuego en el pecho. Ocurrió en el barrio “El Sifón”, en la capital tucumana. La Justicia investiga si un menor, de 13 años, fue el autor del hecho.

Fuentes judiciales informaron que el chico habría declarado que ahorró dinero para comprar el arma de la que salió el disparo que mató a la víctima.

De acuerdo con las mismas fuentes, el chico habría decidido adquirir el arma para protegerse. De todos modos, esta versión será investigada por los funcionarios judiciales.

Estos datos se conocieron luego de su declaración testimonial. Vale aclarar que el chico no declaró como imputado, ya que, por su edad, es inimputable.

La víctima fue identificada por la Policía como Paulo Andrés Lazarte, de 22 años, con domicilio en el barrio 11 de Marzo.

El caso

El viernes, personal de la Policía llegó al barrio “El Sifón” luego de recibir llamados de vecinos al 911 que alertaban sobre la aparición de un cuerpo en plena calle. Los agentes se encontraron con el cadáver de un joven de 22 años. Presentaba un disparo en le pecho. El hecho se produjo en el pasaje Julio Corso al 2.000.

Durante la requisa en la cuadra, los efectivos hallaron un revólver calibre 22 detrás de unas tarimas de madera. Con los testimonios de varios vecinos tomó fuerza la hipótesis de que el menor de 13 años habría sido el autor del ataque, por lo que decidieron demorarlo.

Con autorización de una jueza de Menores, el adolescente fue consultado en ese momento sobre el hecho. Habría indicado que, mientras manipulaba el arma, se produjo el disparo que mató a la víctima.

Por ser inimputable, el menor fue entregado a su madre; el padre se encuentra en el penal de Villa Urquiza cumpliendo una condena.

 

FUENTE: La Gaceta

Etiquetas