Política

Con la Reforma quedarán en pie 70 de casi 700 partidos políticos

El PJ avanza con el proyecto de Manzur para eliminar el 90% de los partidos. Entre críticas opositoras, el oficialismo dio dictamen a la supresión de organizaciones municipales y comunales

El oficialismo de la Legislatura hizo ayer un anuncio: todos los proyectos referidos a la reforma electoral, sean del partido que sean, recibirán dictamen y quedarán habilitados para su votación en el recinto. En simultáneo, los legisladores que responden a la Casa de Gobierno enviaron un mensaje político: la primera propuesta que llegará al salón de debates del cuerpo legislativo será una enviada por el gobernador, Juan Luis Manzur.

Ayer, pese a los reclamos de la oposición, los peronistas de la comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales dieron luz verde a la propuesta que apunta a la eliminación de las organizaciones políticas municipales y comunales. “Al pasar de 700 partidos (totales) a los 70 (de carácter provincial) que están funcionando en la actualidad habrá un cambio sustancial”, expresó Marcelo Caponio (PJ), titular de ese grupo de trabajo.

Además del apoderado local del Partido Justicialista (PJ), firmaron el dictamen de mayoría los oficialistas Ramón Santiago CanoZacarías Khoder y Luis Morghenstein, y los aliados oficialistas Stella Maris Córdoba (Proyecto Popular) y Eduardo Bourlé (Trabajo y Dignidad).

En rechazo a la propuesta de Manzur puso su rúbrica el único opositor de la comisión, José María Canelada (UCR-Cambiemos), quien estuvo acompañado por el también radical Eudoro Aráoz y por el peronista disidente Alfredo Toscano(responde al intendente Germán Alfaro). Estos últimos, si bien pudieron opinar en la reunión, no estaban habilitados a votar sobre el proyecto.

El encuentro comenzó con opiniones discordantes entre los legisladores. Caponio anunció que todos los asuntos referidos a la reforma electoral serán tenidos en cuenta en Asuntos Constitucionales. “Con dictamen en un sentido o en otro, todos serán tratados aquí. Este (en alusión al de Manzur) es el primero de ellos”, añadió el oficialista.

Canelada, Aráoz y Toscano, todos de Cambiemos, se resistieron a esa modalidad de trabajo. “Si abordan este tema de manera separada y la comisión expresa una postura, ¿cómo se emitirán otros dictámenes sobre otros proyectos referidos al régimen de afiliación?”, expresó Toscano.

Según Aráoz, la propuesta girada por Manzur el 21 de marzo pasado es “torpemente inconstitucional”. Detalló que la Carta Magna nacional garantiza el derecho a la afiliación partidaria y a la participación política. Recordó además las administraciones locales son “preexistentes” a las provincias y a la Nación. “Eliminen la doble afiliación, y van a ver cómo se termina este problema”, apuntó el radical.

Según Canelada, la “mayor debilidad” de la iniciativa de Manzur es que colisiona con “derechos adquiridos” de las agrupaciones a eliminar. “Estas han cumplido con todos los pasos para participar de un proceso electoral”, añadió. Anticipó que se dejará la puerta abierta para posibles planteos de inconstitucionalidad, y que si la Justicia le da la razón a un demandante, el resultado “será que reformaremos algo para no reformar nada”.

El oficialismo salió al cruce. “No estoy de acuerdo con que sea inconstitucional”, sostuvo Córdoba. Recordó que la Constitución provincial da lugar a la participación de una cantidad ilimitada de “acoples”, por lo que se debe buscar “una herramienta” que reduzca las boletas en el cuarto oscuro. En este marco, dijo, la labor legislativa “será acotada” y “siempre habrá riesgos de un planteo de inconstitucionalidad”. Y agregó: “la participación (en los comicios) se ha convertido en un carnaval, y hay que ponerle un límite; esta es una medida dura, pero es una de las pocas que tenemos a nuestro alcance”. Y consignó que la Legislatura tiene el atributo constitucional de dictar las normas electorales para la provincia

Khoder opinó que, más allá del derecho a la participación política, siempre se fijan límites y condiciones para una candidatura o un cargo electivo. “En este caso, se podrá (acceder a una postulación) a través de un partido provincial”, añadió el bandeño.

Los opositores insistieron con su disgusto. “Traigan todos los proyectos sobre el tema a esta mesa; igual, ustedes tienen mayoría y van a poder ‘sacar’ el suyo. Pero discutamos todos”, reclamó Toscano. “Esta no es la mejor forma”, protestó Canelada. “Están afectando el derecho a participar”, renegó Aráoz.

Caponio les contestó. “Empezamos (la reforma electoral) por acá. Si no estás de acuerdo, hacés el dictamen de minoría”, le dijo a Canelada. El radical asintió y estampó la firma en soledad, aconsejando el rechazo de la propuesta de Manzur.

El oficialismo y sus aliados, en tanto, dejaron listo el tema para ser votado en el recinto. Se habló sobre otras cuestiones electorales, como un sistema de primarias, la boleta única y la Junta provincial. El primer paso, sin embargo, será el adiós a los partidos municipales y comunales.

Fuente: La Gaceta