Sociedad

El municipio capitalino manifestó su oposición a la suba de la tarifa de la SAT

Berarducc, participó de la Audiencia Pública organizada por el ERSEPT.

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a través de su secretario de Gobierno, Walter Berarducci, participó de la Audiencia Pública organizada por el Ente Único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (ERSEPT), con el objetivo de revisar la Tarifa Integral Ordinaria de la Sociedad de Aguas de Tucumán, la empresa que presta el servicio en la provincia.

La audiencia se llevó a cabo en el teatro Orestes Caviglia, en calle San Martín 251, y contó con la participación de más de 60 expositores, entre ellos Berarducci; el defensor del Pueblo, Fernando Juri Debo y el secretario de Relaciones Institucionales de la municipalidad, José Luis Avignone; entre otros funcionarios provinciales y representantes de asociaciones que representan al usuario. También estuvieron presentes el titular de la SAT, Fernando Baratelli y autoridades del ERSEPT.

“Vinimos a fijar la posición del Municipio desde lo institucional y de todos los vecinos de San Miguel de Tucumán y oponernos de plano a cualquier incremento o intento de incremento que se quiera dar a través del ERSEPT. Sabemos que esta audiencia tiene como resultado lógico el incremento de tarifa porque para eso fue convocada”, resaltó Berarducci.

“Esto (la audiencia) es desgraciadamente un paso formal que exige la ley previo a cualquier incremento tarifario”, agregó. El funcionario recalcó las denuncias que se hicieron de irregularidades “tanto en el proceso de convocatoria de la audiencia en la cual participamos y especialmente de las irregularidades en la contratación de la consultora que hizo el informe para la SAT, cuyo dueño es un empleado de la SAT”. Berarducci señaló que “esa irregularidad no sólo tiñe de una nulidad administrativa, sino de una nulidad ética y moral al procedimiento de la audiencia”. El secretario de Gobierno añadió que “esto seguramente va a tener sus correlatos judiciales porque obviamente las nulidades van a tener que ser decretadas judicialmente atento a que el ERSEPT no tiene ni la capacidad jurídica ni la altura de sus funcionarios para declarar la misma”. Berarducci exhortó a los vecinos a luchar por sus derechos. “Convocamos desde el Municipio a todos los vecinos a luchar por nuestros derechos de tener primero un buen servicio que garantice tanto la provisión de agua como la captación de los líquidos efluentes y de que el precio del servicio sea justo y razonable y no sea para cubrir la deficitaria administración de estos últimos años en que nos gobiernan Alperovich y Manzur”, manifestó el funcionario.

Con respecto del proyecto de ley de iniciativa popular para solicitar que la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) sea intervenida, impulsado por la Municipalidad capitalina, Berarducci afirmó que los legisladores que responden al oficialismo provincial “desoyeron a 104.000 vecinos que están pidiendo la intervención de la SAT”.Y agregó: “Insto a los legisladores a que le den tratamiento parlamentario al proyecto, que abran la discusión para que todos los sectores de la sociedad, tanto de la Capital como de toda la provincia, puedan expresarse sobre las quejas que tienen por el mal servicio que nos brinda la empresa”. Además, reiteró el reclamo al Gobierno provincial a hacerse responsable de la situación. “Tenemos que recordar que el dueño de la SAT es el Gobierno de la provincia en un 90%, que es el que debe hacer los aportes correspondientes para que esa sociedad, la SAT, nos brinde el servicio que corresponde”, concluyó.

 

Fuente: SMT