Policiales

Investigan a los padres de un bebé que ingresó muerto al hospital de Simoca

Un día después de que se encontrara el cuerpo de un bebé de 37 semanas en el placard de la casa de una mujer en Escaba, una pareja llegó al hospital de Simoca con su hijo muerto.

La mujer, de 24 años, y el hombre, de 37, se presentaron en la guardia del hospital ayer a la tarde. Cargaban en los brazos a su bebé de 11 meses que, según informaron fuentes policiales, estaba sin vida.

Los médicos intentaron reanimar al bebé pero no consiguieron salvarle la vida. Cuando revisaron el cuerpo, se dieron con que presentaba varios hematomas y dieron aviso a la Policía.

Ante esa situación, los padres del bebé aseguraron que se encontraban descansando en su casa cuando advirtieron que el niño no respiraba y lo llevaron al hospital con la ayuda de un vecino.

Ese testimonio no habría convencido a las autoridades de la Fiscalía de Instrucción II del Centro Judicial Monteros, que ordenaron la realización de la autopsia. Además, indicaron que se les realice un dosaje alcohólico y toxicológico a los padres del bebé.

Un día antes, una mujer ingresó al hospital de Alberdi con fuertes dolores y les dijo a los médicos que acababa de practicarse un aborto clandestino. Cuando los policías fueron a la casa de esta, encontraron el cuerpo del bebé, que tendría 37 semanas, dentro de un placard.

 

 

Fuente: La Gaceta