País

Ávila: “Un hijo no es propiedad de la madre, es una vida propia”

La diputada por Cambiemos argumentó por qué rechaza el dictamen para interrumpir el embarazo. “Los tucumanos recibiríamos con los brazos abierto a los niños no deseados”.

Cerca de las 1.30 se expresó en contra de la despenalización del aborto la diputada por Tucumán Beatriz Ávila (Cambiemos). Vestida con un saco celeste, del mismo color que rechaza el proyecto de ley, la tucumana afirmó que lo que se debatía esta madrugada no era una cuestión política, partidaria o ideológica. “Es una cuestión de conciencia. Estamos discutiendo una cuestión moral. Estamos discutiendo una cuestión de valores”, dijo.

“Un hijo no es propiedad de la madre, es una vida propia. Por eso no podemos cosificarla y descartarla, porque es parte de la denigración de la humanidad. Me duele ver cómo vamos perdiendo el valor de la vida en la Argentina”, esgrimió durante sus cinco minutos con la palabra.

Ávila, la quinta diputada tucumana en manifestarse, dijo: “dicen que quienes nos oponemos al aborto no tenemos propuesta, y están equivocados: nuestra propuesta es la vida. Defiendo la vida desde siempre, no de ahora. La vida no tiene precio. Defiendo los derechos humanos de todos, no de unos sí y otros no. Me inclino más por los delos vulnerables”.

A lo largo de su discurso, la esposa del intendente capitalino Germán Alfaroremarcó que para ella toda vida vale. “El aborto es violencia contra la mujer y contra el niño por nacer. El daño de la práctica del aborto es irreparable. La vida es un bien supremo. Sin vida no hay personas, no hay Estado, no hay sociedad, no hay derechos. Para mí, el aborto es un anacronismo. Lo que se quiere designar es un homicidio en un seno materno. Ese bebé que tenemos en la panza cuando estamos embarazada es una persona indefensa. Es distinto al padre y a la madre, tiene otro ADN”, acotó.

Luego, Ávila les preguntó a los diputados que respaldan el dictamen de interrupción del embarazo si estaban seguros que el aborto no se va a utilizar como método de control de natalidad. “¿Acaso buscamos en la Argentina traer hijos a la carta? Conmigo no cuenten. Tenemos que decidir entre la vida y la muerte, no hay término intermedio. La muerte por aborto no es la solución”, disparó.

La diputada macrista recordó que el domingo pasado miles de tucumanos se manifestaron desde el Monumento del Bicentenario a la Catedral para rechazar el proyecto. “En Tucumán y en Argentina toda vida vale. En Tucumán, cuna de la independencia, defendemos la vida. Los tucumanos recibiríamos con los brazos abiertos a los niños no deseados. Voto por el derecho a la vida, el cuidado y la defensa de las dos vidas”, finalizó.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas