País

Villavicencio confesó que cuando era policía le tocó investigar el aborto inducido de cuatro mujeres

La radical Teresita Villavicencio fue la cuarta diputada tucumana en exponer sus argumentos sobre el proyecto para legalizar la interrupción del embarazo, y luego de contar por qué su voto es a favor fue ovacionada por los legisladores de su bando porque contó una experiencia que tuvo con el aborto. “La realidad me interpeló”, aseguró.

Florentina Gómez Miranda, ya hace 30 años, había presentado un proyecto de despenalización del aborto equiparando a todas las mujeres en el supuesto que contempla el código penal; todavía muchos diputados y diputadas se niegan a hablar de derechos sexuales y reproductivos”, cuestionó la tucumana.

Villavicencio hizo referencia también a cuestiones legislativas en nuestra provincia: “soy diputada por Tucumán y no tenemos ley de educación sexual integral. El aborto existe y no sólo existe, es clandestino. Muchas mujeres mueren a causa del aborto clandestino y otras quedan afectadas en su salud sexual”.

La radical, que forma parte del bloque que encabeza Martín Lousteau, remarcó que lo que se debate es un problema de salud pública. “Como diputados no debemos negarnos a ver la realidad. Otros pretenden tratar el aborto desde sus convicciones religiosas y personales. No entendieron que vivimos en un estado laico”, manifestó.

Villavicencio, posteriormente, contó que antes de asumir fue policía y le tocó intervenir en un caso de aborto provocado de cuatro mujeres. Según contó, el juez a cargo de la causa le ordenó que lleve a cabo esa investigación. “Me tuve que entrevistar con el médico, le dije que necesitaba los nombres y preservar las pruebas. Lo que no me imaginé es que me iba a encontrar con un medico comprometido con las realidad de esas mujeres”, relató.

La diputada contó que el médico se negó a darle esa información y que se limitó a mostrarle las prendas humildes de esas mujeres. “En esas prendas pude sentir el olor a la miseria, al Estado ausente, al abandono. Cuando salí no podía hablar, pero sí tenía una certeza: de qué lugar estaría de ahí en más“, dijo antes de remarcar que su voto es a favor de la ley. Un extenso aplauso prosiguió su alocución.

Fuente: La Gaceta