País

Cano le contestó a quienes acusaron al Arzobispo de Tucumán de presionar a los diputados

El diputado por Cambiemos rechazó el proyecto a favor del aborto legal y se refirió al episodio del arzobispo durante el Tedeum del 25 de Mayo.

“Ninguno de los que estamos sentadas acá vamos a votar sujetos a presiones de ningún sector. Los que ocupamos una banca en este cuerpo tenemos suficientes valores y convicciones para votar lo que pensamos y lo que sentimos”. Con esas palabras abrió su exposición el diputado José Cano (Cambiemos) en el debate sobre el aborto legal.

A continuación, el ex senador hizo referencia a las múltiples lecturas que dejó que el arzobispo Carlos Sánchez haya mencionado a los nueve diputados tucumanosdurante el tedeum del 25 de Mayo para convocarlos a votar en contra del aborto. “He escuchado que el arzobispo amenazó o condicionó el voto de los diputados nacionales por Tucumán. Quien dice eso no conoce los valores del padre Carlos, un cura gaucho. Incapaz de amenazar a nadie”, expresó.

“Hay provincias como la mía, Tucumán, que la Constitución provincial reconoce la vida desde el momento de la concepción. Y esto va más allá de que votemos en contra o a favor de esta ley; si esta ley se aprueba en Diputados y después en el Senado va a terminar en la Justicia discutiéndose la constitucionalidad de la misma”, argumentó el diputado por Cambiemos.

Cano, que fue levantando el tono de su voz durante su discurso, cuestionó que el actual ministro de Salud el actual, Adolfo Rubinstein, y sus antecesores Daniel Gollán y Ginés González García, estuvieran de acuerdo con la iniciativa. “Hoy se dan cuenta que el aborto legal es la solución para evitar la muerte de las mujeres argentinas por causa de aborto provocado; ¿por qué no está legalizado? ¿Por qué perdimos tiempo?”, dijo, apuntando contra los ex funcionarios kirchneristas.

El legislador tucumano enumeró que durante el gobierno de Cambiemos se sancionaron leyes como la de muerte digna y fertilización asistida, entre otras. Además se preguntó cuál sería la posición de los diputados si las obras sociales y las prepagas tuvieran que hacerse cargo de los abortos y no el Estado, como está previsto en el dictamen.

Cano, ya encendido, cuestionó que los diputados que no están a favor de la iniciativa tengan que tener un proyecto superador al que se debate. ¿Por qué no interpelaron al actual ministro y a los anteriores, qué hicieron para que en la Argentina tengan plena vigencia las leyes sancionadas en 2006 y en 2008 con educación sexual para elegir y anticonceptivos para no abortar. No hace falta legislación. Lo que abunda en la Argentina es legislación”, insistió Cano.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas