Política

El PJ busca cambios en la Junta Electoral

La iniciativa establece que la mayoría parlamentaria proponga tres miembros, y la minoría, dos. Además, quita competencia electoral al fuero contencioso administrativo El oficialismo impulsa un órgano integrado sólo por abogados, a los que se equiparará en ingresos y estabilidad con jueces de la Corte.

El oficialismo de la Legislatura impulsa una serie de cambios drásticos en la conformación del tribunal que estará encargado de organizar y controlar los comicios provinciales de 2019.

A través de un proyecto de ley firmado por 14 legisladores, el bloque PJ-Tucumán Crece propuso un diseño de la Junta Electoral Provincial (JEP) distinto al que establecía la Constitución de Tucumán (ver aparte). En lugar de los tres miembros originales -presidente de la Corte Suprema, vicegobernador y fiscal de Estado-, el peronismo apunta a integrar el órgano electoral con cinco vocales.

¿Quiénes serán los nuevos “árbitros” de las votaciones, si la iniciativa prospera? Tres serán propuestos por la mayoría parlamentaria y dos, por la minoría; luego, serán designados por el titular del Poder Ejecutivo -cargo que ocupa Juan Luis Manzur-, con acuerdo de la Legislatura.

El quinteto escogerá su propio presidente y estará equiparado en haberes y estabilidad a los jueces de la Corte tucumana. A la vez, todos los miembros deberán cumplir con al menos cuatro requisitos para poder llegar a la Junta Electoral: un mínimo de edad de 40 años, título de abogado, 15 años de ejercicio profesional (se computa la actividad privada y el ejercicio de cargos públicos), y residencia inmediata en suelo tucumano. “Los miembros que integrarán dicho cuerpo estarán avalados por los partidos políticos que intervienen en nuestra provincia, personas con las condiciones y la capacidad suficiente para desempeñar una tarea que requiere una dedicación permanente y necesaria para el fortalecimiento de las instituciones políticas”, dijo el legislador Marcelo Caponio, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales.

El oficialismo también incluyó otra modificación de relevancia al régimen actual: la Corte Suprema tendrá competencia originaria y exclusiva para entender en la revisión judicial de las resoluciones dictadas por la Junta.

Con esto, el peronismo apunta a impedir una experiencia similar a la producida en los comicios de 2015, cuando un tribunal del fuero contencioso administrativo anuló la votación y ordenó una nueva convocatoria. Finalmente, sentencias posteriores revocaron esa decisión y confirmaron la victoria de la fórmula del PJ-FPV: Manzur-Osvaldo Jaldo. “La materia electoral, por la gravedad institucional que apareja y por lo exiguo de los plazos electorales, requiere respuestas rápidas, oportunas y definitivas; y solo las puede dar la Corte de la Provincia”, argumenta el proyecto.

Rumbo al recinto

Desde la escandalosa votación de 2015, el debate de la reforma del sistema electoral provincial está en la agenda de oficialistas y de opositores. La labor comenzó a tomar forma este año. En marzo, el gobernador Manzur propuso la eliminación de los partidos municipales y comunales. Con esto, según los argumentos del oficialismo, se derogarían unas 700 organizaciones políticas, y quedarían en pie unos 70 partidos de alcance provincial. Este proyecto ya cuenta con dictamen de mayoría y de minoría, y quedó en condiciones de ser tratado en la próxima sesión de la Cámara.

Ayer, el bloque peronista y sus aliados elevaron la iniciativa para configurar la nueva Junta . El texto lleva las firmas de Caponio (apoderado local del PJ), Ramón Santiago Cano (es jefe de la bancada oficialista), Javier PucharrasSilvia RojkésEmiliano Vargas AignasseMaría Elena CortalezziEnrique BetancourtStella Maris Córdoba (bloque Proyecto Popular), José Gutiérrez (h)Andrés Galván, Sandra MendozaEduardo CobosJoseph SalemePablo Alfaro César Dip. Esta iniciativa no tiene aún dictamen de la comisión que preside Caponio. El oficialismo sin embargo tiene los votos necesarios para llevarla al recinto y aprobarla, incluso en caso de que Cambiemos no se presente al debate.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas