Policiales

Guerra de clanes: Un menor de 17 años mató de tres disparos a otro joven

“El Gordo” de 17 años estaba acusado de haber matado ya a un hermano de la víctima y se encontraba prófugo de la Justicia Federal desde hace una semana. Ya está alojado en el Instituto Roca.

Un integrante del clan Reyna sería el principal sospechoso de haber asesinado a un joven en el barrio Manantial Sur. La víctima, según trascendió, pertenece al clan Farías, el grupo rival de la supuesta banda que fue desarticulada hace casi dos semanas en el barrio Juan XXIII (La Bombilla) acusada de tener una red dedicada al narcomenudeo.

Según las primeras versiones, “El Gordo”, adolescente de 17 años, circulaba en una camioneta negra por el caserío que está ubicado al sur de la capital. Detuvo bruscamente la marcha cuando descubrió a Iván Farías, de 18 años. El acusado se bajó y le disparó tres veces.

Testigos aseguraron que antes de herirlo le había gritado: “eso te pasa por haberle avisado a la cana”.

El herido fue trasladado al hospital Padilla, donde falleció por las graves lesiones que habría sufrido. Sus familiares denunciaron el caso y el supuesto atacante fue aprehendido por la Policía antes de las 22.

Al constatarse que era menor de edad, fue trasladado al Instituto Roca, donde permanecerá internado.

“El Gordo” se encontraba prófugo de la Justicia Federal desde hace poco más de una semana, ya que también está acusado de integrar el grupo que se dedicaba al negocio del narcomenudeo en La Bombilla y en el barrio Manantial Sur.

Es hijo del “Mono” que sería el líder de la organización. Pese a su corta edad, estaba esperando ser enjuiciado por otro homicidio ocurrido en 2016. En aquella oportunidad, acabó con la vida de Gustavo Farías, hermano del joven que falleció ayer.

Estuvo en el Roca durante varios meses y hasta hace poco tiempo estuvo cumpliendo con las medidas tutelares que le había impuesto una jueza de Menores. Los pesquisas calificaron al adolescente como peligroso y como un experimentado tirador.

Los Farías también están sospechados de dirigir una red de narcomenudeo. Ellos lo niegan, pero desde hace dos años que mantienen violentas peleas con los Reyna.

Las autoridades sospechan que el origen de las diferencias sería una pelea por el dominio territorial.

Fuente La Gaceta

Etiquetas