Policiales

Los policías involucrados en la muerte de Facundo Ferreira cada vez más complicados

Trascendieron detalles importantes de la investigación de la muerte del niño.

Facundo Ferreira tenía 12 años cuando recibió un disparo en la nuca que le provocó la muerte casi en el acto hace poco más de tres meses. En las últimas horas se conocieron varios detalles que permitirían ayudar a entender qué pasó esa noche en la zona de El Bajo. A continuación, lo más importante de un informe que aporta claridad a los puntos oscuros de este polémico caso que tuvo trascendencia nacional e internacional:

1- El hecho

El 8 de marzo, la víctima, que se trasladaba de acompañante en una moto que conducía un adolescente, recibe un mortal disparo en la nuca en la esquina de avenida Avellaneda y pasaje Río de Janeiro. Oficialmente se informó que se había producido una persecución y que el niño habría disparado contra los policías que lo perseguían. Los familiares aseguraron que los uniformados lo mataron a sangre fría.

2- Los protagonistas

Facundo, que vivía en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”), era fanático del fútbol y nunca había tenido problemas con la Ley. La noche en la que falleció, viajaba de acompañante en la moto que era conducida por Juan, un adolescente. En el supuesto procedimiento participaron los policías Nicolás González Montes de OcaMauro Díaz Cáceres, que prestaban servicios en la Patrulla Motorizada del servicio 911. Luego del hecho, a ambos se les asignó tareas administrativas hasta que se resolviera su situación procesal.

3- Dermotest:

El estudio para determinar si los menores habían disparado, fue realizado por los peritos del Equipo Científico de Investigación Fiscal del Ministerio Público Fiscal y el resultado fue positivo. Este es una pericia que sólo tiene valor como indicio, pero no así como prueba en un juicio.

4- Otra prueba

En Chaco se realizó el estudio conocido como Espectroscopio de Absorción Atómico que sirve para determinar si la persona disparó o no un arma. En este caso, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación, se detectaron trazas de antimonio y de plomo. Según el informe que recibió la fiscala indica que, por el nivel de concentración de los elementos encontrados, no es compatible con lo que deja un disparo.

5- La definitoria

En Salta se efectuó la prueba de barrido electrónico en las prendas que tenían puesta esa noche Facundo y su compañero. Los resultados ya estarían listos, pero por el momento la fiscala no los dio a conocer. Esperaría hasta último momento para confirmarlos.

6- Imágenes

Después de analizar los registros de las cámaras de seguridad de los locales comerciales de la zona se pudo observar que los policías perseguían a un grupo de entre cuatro y cinco motociclistas. En esos videos no se vio a ninguna persona realizar disparos.

7- Distancia

La Justicia, a través de la autopsia realizada al cuerpo de la víctima, tendría determinado que el niño no fue ejecutado en el piso, como sostuvieron los familiares de Facundo desde un primer momento. Con ese estudio establecieron que el disparo se produjo a más de 50 centímetros, pero aún quedan conocer los resultados de otras pericias que determinarían la distancia desde la cual se gatilló el arma.

8- Arma

En el lugar del hecho se encontró una pistola calibre 22 que, según los policías, fue la que habría utilizado Facundo para dispararles. En el arma no se encontraron huellas dactilares de nadie, por lo que la fiscala Adriana Giannoni decidió profundizar aún más la investigación. La pistola fue llevada a Buenos Aires donde se le realizó una pericia con la que se logró identificar el perfil genético de varias personas. En los próximos días se harán pruebas de ADN con las muestras que hay de Facundo y con las que se les podrían extraer al adolescente Juan y a los dos policías involucrados en la causa.

9- Testimonios

Por la fiscalía VIII pasaron varias personas a brindar testimonio sobre lo que habría ocurrido. La fiscala no pudo sacar nada en concreto, ya que algunos dijeron que vieron la persecución y otros que no. También hubo testimonios de que se escucharon varios disparos y otros directamente dijeron que no sintieron nada. Sí hubo un supuesto caso de amenaza: se radicó en la Fiscalía XI (que es subrogada por Giannoni) por parte de una persona que acusó a familiares de Facundo. Dijo que le habrían pedido que cambiara su declaración para perjudicar a los efectivos.

10- Sesión especial

Juan, el menor que acompañaba a Facundo el día del crimen, declaró ante Cámara Gessel. Negó que él haya disparado (los estudios que se le realizaron desmintieron esa versión) al igual que su amigo Facundo. Reconoció que esa noche tocó grasa y la nafta de la moto y que por esa razón fue que el dermotest le dio positivo. También señaló que estaban solos cuando comenzaron a ser perseguidos por los policías, aunque en las imágenes de los videos aparecerían formando parte del grupo.

11- Extraña persecución

En medio de la investigación surgió un dato importante: pese a perseguir a entre cuatro y cinco motocicletas (se supone que trasladaban entre ocho y 10 personas) Díaz Cáceres y Montes de Oca jamás informaron que estaban en plena persecución. Tampoco avisaron a la operadora del servicio 911 por qué habían decidido ir tras los pasos de los menores. Jamás informaron que esos supuestos sospechosos les estaban disparando.

12- Sin razón

Fuentes cercanas a la investigación explicaron que los dos uniformados nunca pudieron precisar qué los movilizó a perseguir a Juan y a Facundo. En una inspección ocular que se realizó en el lugar donde supuestamente se originó todo, se descubrió que es una zona iluminada y de mucho movimiento, por lo que resulta increíble que los menores hayan estado por cometer un delito. Tampoco se encontraron denuncias de alguna supuesta víctima.

13- Una moto regular

Para la Justicia es imposible que los policías involucrados no se hayan percatado que eran dos menores de edad los ocupantes de la motocicleta. Además, el rodado en cuestión tenía chapa patente y no tenía, de acuerdo al informe técnico, ninguna irregularidad y tampoco contaba con pedido de secuestro.

14- Balas que hablan

En la escena del hecho se recogieron evidencias para demostrar que se produjeron 16 disparos. De esa cantidad, 14 pertenecen a las armas de los policías (12 vainas de nueve milímetros y dos de cartuchos de postas de gomas) y dos vainas del arma 22 milímetros que supuestamente tenían los menores. Vale la pena aclarar que a la pistola no se les secuestró a los chicos, sino que fue hallada en la escena del hecho.

15- Dudosa actuación

Fuentes judiciales confirmaron que la fiscala fue informada del caso una hora y media después de que se produjera el hecho. Cuando el personal llegó al lugar, se dio cuenta de que los uniformados ya habían delimitado la zona y tomado las muestras necesarias. Al enterarse de esa situación, ordenó desplazar a los policías y ordenó que los peritos de la ECIF se hicieran cargo de las pericias.

16- Antecedentes

De los cuatro protagonistas de este polémico caso, sólo dos tienen antecedentes. Juan participó del crimen del policía Leandro Matías Meyer (ocurrido en noviembre de 2016) y del que fue sobreseído por ser inimputable (tenía 14 años). En tanto que Díaz Cáceres, que habría sido el autor del disparo mortal en contra de Facundo, tiene al menos un caso de exceso policial ocurrido durante un operativo en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”). Giannoni, que también investiga este hecho, está cerca de solicitar la elevación a juicio.

17- Drogas

Las pruebas toxicológicas que se les realizaron a los cuatro involucrados arrojaron resultados sorprendentes. Dio positivo para cocaína y marihuana en Montes de Oca, el uniformado que conducía la moto. A Juan, el amigo de Facundo, también le dio positivo en marihuana. El habría dicho en su exposición que no consumía drogas.

18- Demora

La causa se demoró por la falta de equipamiento para realizar diferentes estudios. Además, la fiscala decidió tener la mayor cantidad de pruebas para resolver el caso. Vale la pena aclarar que los policías fueron tres veces citados a declarar por la Justicia como imputados, pero los dos primeros llamados fueron suspendidos porque no habían llegado informes periciales clave.

19- Ausencia

Díaz Cáceres y Montes de Oca deberían haberse presentado el miércoles a declarar como imputados, pero no lo hicieron porque sus defensores, que pertenecen a la fuerza, realizaron algunos planteos que fueron rechazados por Giannoni. La Justicia los obligará a presentarse con la fuerza pública el lunes.

20- El final

Pese a que todo indica que para la fiscala los policías tuvieron alguna responsabilidad penal, hay puntos que aún no se resolvieron. Por ejemplo: ¿la pistola calibre 22 era de los menores? ¿O fue plantada por alguien? ¿Los adolescentes dispararon? Si lo hicieron, ¿fue Juan o Facundo? ¿A qué distancia se produjo el disparo? ¿Por qué la fuerza no informó en el acto a la Justicia el hecho? ¿Por qué los uniformados no pidieron refuerzos al iniciar una persecución? ¿Qué delito podrían haber cometido los menores para que los policías decidieran ir tras sus pasos o lo hicieron por portación de cara? Estas, entre otras preguntas cuyas respuestas irán surgiendo.

Fuente: La Gaceta