País

Empresas de larga distancia preocupadas por los nuevos precios de los vuelos

Las empresas de micros, en alerta: le piden una solución a medida al Gobierno

“Nos preocupa”, dijo Néstor Carral, presidente de la Cámara Argentina de Transporte de Pasajeros (CATAP). Habla del anuncio del Ministerio de Transporte de la Nación, que elimina desde el 15 de agosto la tarifa mínima en los pasajes para vuelos de cabotaje que se compren con más de un mes de anticipación.

“La competencia no es entre avión y ómnibus, ya que estamos de acuerdo en que tiene que haber multimodalidad en el sistema de transporte. La competencia es entre la realidad del sistema de ómnibus y la normativa que lo regula actualmente, que implica un sistema ineficiente que está matando a las empresas“, enfatizó Gustavo Gaona, vocero de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI), que agrupa a la mayoría de las empresas de micros de larga distancia.

Tras el anuncio, las reacciones empresariales de los transportistas terrestres de larga distancia no se hicieron esperar. Los asociados de CATAP se reunirán en los próximos días, contó Carral: “Vamos a pedir una reunión con el ministro (Guillermo) Dietrich. Ya teníamos previsto reunirnos, pero este anuncio implica que ese encuentro revista cierta urgencia“.

Para Gaona, “hay asimetría regulatoria entre el sistema de transporte aéreo y el terrestre de larga distancia”. “Entre otras medidas, quisiéramos que fuera más ancha la banda tarifaria que tenemos actualmente para los micros de larga distancia. Si se lograra eficientizar el sistema con cambios impositivos y laborales que modificaran nuestros costos, podríamos efectivamente bajar los precios de algunos pasajes”, sostuvo el vocero de CELADI.

Según Carral, ahora la tarifa promedio que regula el precio de los pasajes en micros de larga distancia es de 1,22 pesos por kilómetro. “Sobre eso podemos hacer hasta un 35% de descuento o un 50% de recargo“, describió, y dio cuenta de la caída de pasajeros de los ómnibus de larga distancia: “Las cifras oficia indican que en 2011 se vendieron 52,7 millones de pasajes y que en 2016 esa cifra bajó a 37,3 millones. Según estimaciones empresarias, la caída de 2016 a 2017 fue de 5% y este año venimos en picada“.

“El 20% de los pasajeros de FlyBondi viajaban en avión por primera vez. Suponemos que antes eran pasajeros de ómnibus, a la hora de estimar cómo viene la situación de este sector ante el aéreo”, explicó Gaona.

“El avión vuela al destino que quiere en el horario que quiere, mientras que nuestro servicio es estático, lo que nos vuelve ineficientes si no hay demanda para esos pasajes. Están las llamadas ‘rutas de fomento’ que nos hacen pasar por pueblos donde la demanda es muy baja, entonces es importante que nos podamos poner de acuerdo para que esos viajes sean eficientes: que en vez de ir tres empresas tres veces por día, vaya una a la mañana, otra a la tarde y otra a la noche. Eso nos permitiría bajar los costos y que eso repercuta en las tarifas”, agregó. Y concluyó: “El Estado debe garantizar un sistema de transporte de modalidad múltiple, por eso esperamos que haya cambios en nuestra normativa”.

Fuente: Clarín

Etiquetas