Salud

Denuncian que seis funcionarios judiciales se contagiaron de tuberculosis en Comodoro Py

El gremio de los judiciales denunció que al menos seis funcionarios que trabajan en los Tribunales de Comodoro Py se contagiaron de tuberculosis. Según aseguraron, se infectaron luego de que al edificio de Retiro fueran trasladados a declarar presos enfermos.

De acuerdo con el comunicado difundido por la Unión de Empleados del Poder Judicial de la Nación (UEJN), a mediados de marzo una trabajadora de Comodoro Py refirió haberse contagiado tuberculosis durante una declaración indagatoria. Dos días después, se denunció un segundo caso, en el juzgado de Instrucción N° 30.

“El relato de los trabajadores es claro: estuvieron durante cuatro horas encerrados con una persona enferma la cual al tiempo de prestar declaración indagatoria manifestó tener tuberculosis y como resultado de ese acontecimiento cuatro personas tienen el virus en su cuerpo. El gran problema es que no existe en la Cámara del Crimen un protocolo que garantice la salud ni de los detenidos ni de los funcionarios que deben estar en contacto con aquellos y que desde la Cámara la única respuesta fue ‘desinfectar’ la oficina y seguir adelante con el trabajo como si nada hubiera ocurrido. Tan preocupados están en la Cámara que el gremio tuvo que solicitar que se incorpore el parte del contagio a los legajos de los empleados ya que se omitió hacerlo”, dice el comunicado.

El gremio que encabeza Julio Piumatto cuestionó la actuación de la Cámara del Crimen porque, asegura, “cometió una serie de errores que ahora intenta tapar desesperadamente”. Critican el lapso de tiempo que sucedió entre el primer y el segundo contagio y dicen que “las autoridades no procedieron ni siquiera a la desinfección del juzgado e incluso decidieron creer la teoría de algún funcionario trasnochado que sostenía que la enfermedad había sido contraída en un colectivo”. Y sigue: “Igual de preocupante son los dos días que transcurrieron entre que se denuncia el segundo (…) y que la Cámara decide solicitar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que se decrete la feria en el tribunal para que los empleados puedan no estar en contacto con el virus”.

Fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) negaron que el contagio de los funcionarios judiciales haya tenido que ver con la declaración indagatoria que les tomaron a dos detenidos. “Si se contagiaron 6 personas de Tribunales, que están frente a un interno 20 o 30 minutos, ¿cómo no se contagia un agente penitenciario que lo cuida durante 12 horas de servicio o el custodia que está dentro del móvil con ese interno en las 6 o 7 horas de ida y vuelta a Tribunales?”, se preguntaron.

Aunque el comunicado de la UEJN habla de “virus”, la tuberculosis es en realidad causada por una bacteria. La enfermedad, que suele confundirse con una bronquitis o una gripe mal curada, la genera el bacilo de Koch al ser liberado al toser, estornudar o reír a través de la saliva, por lo cual el contacto social y el hacinamiento son los principales factores para su propagación.

En Argentina, cada año hay 11.000 nuevos casos de tuberculosis, según un informe que difundió a fines del año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras en el mundo la tasa de incidencia viene descendiendo a un ritmo de un 2% anual, acá se mantiene estable. Por año, la enfermedad causa la muerte de unas 750 personas. Casi el 50% de los casos de tuberculosis que se reportan en la Argentina son notificados en Capital y provincia de Buenos Aires.

Según otro informe de la OMS, las personas recluidas en cárceles están mucho más expuestas a la tuberculosis, al igual que a otras enfermedades transmisibles como el VIH, sífilis y hepatitis B y C. “Frente a una tasa de la población general del país de 20 cada 100.000 personas, en las unidades del SPF se detectó una incidencia de 29,6 cada 100.000”, dice el estudio.

 

 

 

Fuente: Clarín