Policiales

Hoy declara Virginia Mercado, la última persona que vio con vida a Paulina Lebbos

La de hoy promete ser una jornada cargada de emotividad. En el juicio que investiga el homicidio de Paulina Lebbos, y el posterior encubrimiento, toda la expectativa está puesta en la declaración de Virginia Mercado, la amiga y compañera de Paulina que la vio con vida por última vez. La joven estudiante que desapareció el 26 de febrero de 2006 estuvo hasta la madrugada de ese día con Mercado.

En simultáneo, la Comisión de Familiares de Víctimas de Crímenes Impunes, realizará actos y marchas, a exactos 12 años del crimen. Las actividades serán encabezadas por el padre de la víctima, Alberto Lebbos.

Testigo clave

La joven salteña, que regresó a su provincia a los pocos días de ocurrido el crimen, no sólo deberá aportar los datos sobre los últimos momentos que pasó con Paulina, sino que además deberá responder si conocía a Roberto Gómez, el único acusado por el homicidio.

Jornada en la plaza

“Va a ser un día muy especial, cargado de emociones. Estoy agradecido con todas las personas que hicieron posible que en este aniversario del crimen estemos en el juicio; es un símbolo de la lucha contra la impunidad”, dijo Lebbos.

El padre de la estudiante anunció que hoy a las 9 se realizará un acto en la plazoleta Miguel Lillo, al cual no podrá asistir ya que se encontrará en el juicio oral. Horas después, a las 17, comenzará la Jornada Anual de la Lucha contra la Impunidad, en la plaza Independencia, que finalizará a las 21 con una marcha.

Una estrategia

En lo que va del juicio, el comisario Nicolás Barrera, ex subjefe de Policía, imputado por encubrimiento, y Alberto Lebbos, el primer testigo en hablar en el debate, se defendieron a capa y espada de todas las intentonas del abogado Gustavo Morales, defensor de Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad) para que introdujera nuevamente la pista de los hijos del poder en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos.

Morales intentó poner en el centro de la escena al ex gobernador y actual senador, José Alperovich, y a sus hijos varones, Gabriel y Daniel. Luego ensayó lo mismo con el fallecido secretario privado de Alperovich, Alberto Kaleñuk, y con su hijo, Sergio. Pero su estrategia no tuvo éxito.

“Insisto que no tuve relación con ellos y la comunicación que tuvimos telefónicamente fue por cuestiones vinculadas a la organización de un clásico (un partido entre Atlético Tucumán y San Martín). Esta pregunta la respondí en más de una oportunidad. De los Kaleñuk sólo puedo decir que trabajaban en la Gobernación, pero en diferentes edificios”, dijo Barrera.

Lebbos respondió preguntas similares. “Una cosa es lo que puedo pensar y otra es lo que hay en la causa. Y no apelé el sobreseimiento de Gabriel Alperovich ni de Sergio Kaleñuk porque era una causa perdida, ya había prescripto el encubrimiento”, expresó.

Morales, mientras interrogaba a Barrera y a Lebbos, mencionó varios nombres vinculados con el alperovichismo. En la sala se escucharon los nombres de Ricardo Díaz (cumplía funciones en la secretaría de Seguridad), Ramiro Gutiérrez (ex secretario de Transporte), Lorenna Cuba (trabajaba en la secretaría de la Gobernación), Edmundo Jiménez (ex ministro de Gobierno y Justicia y actual ministro fiscal), Pablo Baillo y Mario López Herrera (ex ministros de Seguridad) y Javier Noguera (actual intendente de Tafí Viejo), entre otros.

El tribunal, integrado por Rafael MacorittoCarlos Caramuti (presidente) y Dante Ibáñez puso límites a la estrategia de Morales. Cuando interrogó a Barrera, le advirtió que las preguntas debían girar en torno de la actuación del ex comisario en el caso. Con Lebbos, directamente le quitaron la palabra por repetición de interrogantes.

Las otras defensas

Las otras partes que participan del juicio hablaron sobre la estrategia de Morales. “No la compartimos porque no tiene pertinencia. La línea de los ‘Hijos del Poder’ con las pistas de Raco y de El Cadillal ya fue desestimada en la etapa procesal. Sí creo que en estos días surgieron datos que complican a César Soto, ex pareja de la víctima, por los dichos de su madre en la fiscalía”, dijo Gustavo Carlino, defensor de Barrera.

Macario Santamarina, defensor de Gómez, no quiso opinar sobre la estrategia de Morales y aclaró que con el transcurso de los días cada defensor irá puliendo su defensa. “Lebbos involucró a personas con mucho mayor poder en el encubrimiento de los que están siendo enjuiciados. Hasta el mismo juez Ibáñez le preguntó si no le parecía extraño que haya tanta gente de peso complotada para proteger a Gómez”, interpretó.

Lebbos, por su parte, señaló que desde antes de que comenzara el debate ya se produjeron situaciones que buscan “ensuciar el juicio”. “Desde un principio pensábamos que se montarían distintas maniobras para confundir. Y eso creo que es lo que está pasando. Pero tengo muchas esperanzas para que se sepa la verdad”, señaló el padre de la víctima.

Carlos Posse, defensor del ex policía Hugo Waldino Rodríguez, fue al grano. “Morales está buscando asegurar la impunidad en el caso. Todo lo que está haciendo es un mensaje que está enviando a Casa de Gobierno para que Di Lella no sea condenado: si no lo ayudan, está dispuesto a decir todo lo que sabe”, señaló.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas