Deportes

Luis Suárez: “Ver a mis hijos llorando me parte el alma”

Luis Suárez no puede con su alma. Lejos de su estilo casi prepotente para jugar, de ese delantero peleador, que va a todas con el cuchillo entre los dientes, que se enoja, que insulta… Triste, pero con calma, se detiene a dar la cara. A hablar con los medios y ese dolor que se vio en el final, se siente en su palabras. “Es tiempo de agradecer el apoyo de todos, a la gente que vino de tan lejos, a los que no pudieron pero hicieron fuerza igual…“, arranca y se frena. La pausa invita  la pregunta.

-Estás muy dolido.

-Ver a mis hijos llorando me partió el alma. Levanté la cabeza hacia la platea y los vi así… Es complicado.

Nizhny Novgorod (Russian Federation), 06/07/2018.- Edinson Cavani of Uruguay (R) and Luis Suarez of Uruguay react after the FIFA World Cup 2018 quarter final soccer match between Uruguay and France in Nizhny Novgorod, Russia, 06 July 2018.(RESTRICTIONS APPLY: Editorial Use Only, not used in association with any commercial entity - Images must not be used in any form of alert service or push service of any kind including via mobile alert services, downloads to mobile devices or MMS messaging - Images must appear as still images and must not emulate match action video footage - No alteration is made to, and no text or image is superimposed over, any published image which: (a) intentionally obscures or removes a sponsor identification image; or (b) adds or overlays the commercial identification of any third party which is not officially associated with the FIFA World Cup) (Mundial de Fútbol, Rusia, Francia) EFE/EPA/RITCHIE B. TONGO EDITORIAL USE ONLY EDITORIAL USE ONLY

Suárez traga saliva, levanta la ceja como diciendo que ya no da para más y se va. ¡Cuánto cambió este goleador en cuatro años! Su último partido en Brasil había sido tormentoso, su salida del vestuario tras el mordiscón a Chiellini y la sanción que se veía venir fue a los gritos con los periodistas italianos que lo increpaban. De aquel día desencajado en Natal a este centrado, emocionado y agradecido en Nizhny.

Agradecido porque antes de emocionarse con su familia, recordó su cruce de mensajes con Messi por la eliminación de la Selección y el apoyo que seguramente sabe recibirá él. Porque destacó el abrazo de Cavani en medio de la cancha. “El apoyo de Edi fue importante. Ese abrazo ayuda mucho y demuestra lo que es como compañero”. Porque en el análisis puntualizó que Muslera los salvó muchas veces como para ahora reprocharle algo. Porque no disimula su bronca por la eliminación pero señal que “todos se tienen que sentir orgullosos de haber dejado el cuerpo. Queríamos más, no se dio“.

Suárez versión 2018. Del papelón histórico a la emoción familiar. De enojado con el fútbol a agradecido por haber dejado todo.

FUENTE: Olé